21 de December de 2011 00:02

NORCOREA: DINASTÍA COMUNISTA

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La repentina muerte del dirigente de Corea del Norte mueve el mapa geopolítico del sur de Asia, preocupa al mundo y muestra los rigores de una dictadura de partido único y férrea mano militar que pretende consolidar el poder dinástico.

Kim Jong-il gobernó 17 años tras la muerte de Kim Il-Sung, el viejo caudillo cuya causa dividió a Corea y mantiene desde entonces tensas relaciones con el Sur. Corea del Norte, con partido único y sistema comunista, es un país pobre. Corea del Sur se proyecta como una creciente y próspera sociedad. Uno de los beneficios de vivir la libertad como valor social prioritario.

La muerte del tirano apenas se comunicó 48 horas después de que le sobreviniera un ataque cardíaco. Nadie se enteró por el hermetismo total forjado por el Régimen. La noticia en la TV, controlada por el Estado, desató imágenes de llanto en una sociedad amaestrada al culto de la personalidad de quien llamaban “el querido líder” desde el aparato de comunicación del poder del partido único.

El dirigente comía langosta y gustaba del champán, manjares costosos a las que no tenía acceso su sufrido pueblo que incluso atravesó una hambruna tremenda cuando cayó el sistema soviético con el que tenía una dependencia umbilical. Kim Il- Sung (1912-1994) construyó un aparato militar imponente. Corea del Norte tiene armas nucleares y con ellas amenaza la paz regional y mundial. El Ejército cuenta con más de un millón de hombres y custodia metro a metro la frontera con Corea del Sur, un emporio de desarrollo tecnológico y bienestar de sus habitantes.

A Kim Jong-il le sucede su hijo Kim Jong-Un, de 27 años, formado en Suiza. El tercero de una sucesión casi dinástica y una incógnita para el equilibrio y la paz regional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)