30 de September de 2013 00:02

MIRAR HACIA ADELANTE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Nada ni nadie puede devolver los fallecidos a sus familias. Los acontecimientos ocurridos un día como hoy, hace tres años, son episodios tristes de la vida nacional que no debemos repetir y es preferible procesar, si de verdad se quiere evitar inútiles polarizaciones.

Una protesta salarial mal encausada dio un giro insólito con la presencia del Presidente en el recinto policial. La lógica y la seguridad del Mandatario aconsejaban dejar la instancia de diálogo y negociación, siempre compleja, a los ministros del ramo, como sí ocurrió con los militares.

Desde luego, no se justifican los hechos de violencia que pusieron en riesgo la vida del Jefe de Estado.

Luego de los acontecimientos vino una etapa larga de juicios, sobreseimientos y declaraciones que todavía no se cierra. Hasta hoy no se ha logrado sustentar de modo concluyente la teoría de una conspiración orquestada con fines de desestabilización y magnicidio.

Entretanto, el oficialismo ha intentado imponer, desde la propaganda, una visión del relato, pero la historia sabrá calibrar en su real dimensión los sucesos.

La política no debiera apropiarse ni de fechas ni de episodios tristes. Es deber de todos sacar lecciones de los errores y construir hoy una sociedad justa, solidaria, tolerante y plural desde la comprensión de las diferencias y en el empeño de no volver a vivir episodios como los de hace tres años, donde se perdieron valiosas vidas.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)