Los medios bajo control

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 74
Triste 3
Indiferente 7
Sorprendido 9
Contento 0
21 de julio de 2014 00:05

Las cortapisas a los medios de comunicación, a los periodistas, a los mensajes son una forma velada e indirecta de controlar a la sociedad.

Bajo el pretexto de regular a los medios, el poder político logró con críticas, cadenas y acciones legales construir un sistema que pone bajo la lupa a los medios de comunicación y sus actividades. A nombre de una ciudadanía lejana de esos organismos de control, el Régimen ha elaborado una minuciosa arquitectura institucional, que tiene por objeto vigilar a los medios y no escatima ni esfuerzos económicos ni personal burocrático para cumplir con ese fin.

Hay organismos dependientes de la Presidencia de la República, como la Secretaría de Comunicación (Secom) donde se elaboran cadenas y mensajes propagandísticos para rebatir las visiones de medios, periodistas independientes o invitados a espacios de opinión.

La Superintendencia de Comunicación (Supercom) y el Consejo de Regulación de Medios de Comunicación (Cordicom) tienen poder.

Desde otras instancias como la Defensoría del Pueblo y la Función de Participación Ciudadana también se presiona. Otros organismos creados con impulso privado pero manejados por el Estado hablan desde una supuesta representación ciudadana.

La tesis gubernamental de la guerra planetaria contra los medios toma forma. El Presidente en Sao Paulo llamó a los estudiantes a luchar contra la prensa. Quieren hacer de la comunicación un servicio público más. El Estado controlando un derecho individual y colectivo.