30 de June de 2012 00:02

LAS MEDIDAS RESTRICTIVAS

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las primeras medidas restrictivas se anuncian en teléfonos celulares y en automotores. Controles, cupos y aranceles llevarán a encarecer los productos, en detrimento de los bolsillos de los consumidores. Todo para obtener un ahorro que se estima en USD 300 millones, frente a un crecimiento constante de la balanza comercial.

Ante los choques externos negativos -la caída del precio del petróleo es uno de ellos para el Ecuador-, solo caben unas pocas alternativas para una economía dolarizada que no puede devaluar: reducir el gasto público, aplicar impuestos o restringir las importaciones. El fin será controlar la cantidad de dinero en la economía.

Es improbable que un gobierno con vocación clientelar y en plena campaña presidencial -la máquina del Estado se aceita con dinero, y buena parte del dinero llega por las ventas petroleras- quiera cortar los subsidios o subir los impuestos. Puede llegar a sacrificar temporalmente las inversiones.

Es una prioridad política evitar que el ritmo del crecimiento se reduzca, algo difícil de conseguir cuando factores como el precio del petróleo sobrevienen y están fuera de la voluntad del gobernante. El freno a las importaciones tiene un costo político menos elevado, aunque trae, además del alza de precios, el contrabando, e incluso el apuntalamiento de una falsa industria sin verdadero valor agregado nacional. Una economía sana, manejada con responsabilidad, aconseja que el gasto fiscal sea moderado. El exagerado aliento al consumo que ha experimentado el Ecuador por la cantidad de dinero en el mercado ha llevado a empujar el consumismo y, lamentablemente, esos recursos no aterrizaron en la inversión productiva sino en el gasto, como un espejismo del bienestar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)