Una inédita querella

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 151
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 13

La acción judicial fue insólita. El Contralor Carlos Pólit entabló un juicio penal contra la Comisión Anticorrupción (CA).

El argumento de Pólit, exhibido en su nombre por el abogado Hernán Ulloa, exmagistrado, es que los nueve miembros de la CA, auto convocada de ciudadanos, intentaron afectar su honra.

El pronunciamiento de la Comisión señala que existió responsabilidad del Contralor por la ‘falta de fiscalización objetiva y transparencia en la contratación pública’. Luego de esa advertencia, referida a la adquisición de tierras para la Refinería del Pacífico, una obra que lleva esperando una década y de la que solamente se ha procedido la remoción de tierras a cargo de Odebrecht, la Contraloría no halló indicios de responsabilidad penal. El abogado del alto funcionario pidió una indemnización de USD 900 000 a más de cárcel para los comisionados. Una jueza falló ayer a favor del litigante, pero antes, el presidente electo, Lenín Moreno, había pedido a Pólit que revisara la demanda con tolerancia. Finalmente, Pólit accedió a que la causa se extinguiera.

Mucho se ha debatido sobre la pertinencia y conveniencia de comisiones paralelas a la justicia, incluso en la anterior Constitución se conformó como una instancia de vigilancia ante el delicado manejo de los fondos públicos.

Lo que es curioso es que algunos de los miembros de la CA son personajes públicos de pulcra trayectoria. Fue una querella inaudita que por el bien del país no se debe repetir.