12 de November de 2011 00:01

La honra es de todos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Uno de los argumentos esgrimidos con mayor vigor desde el discurso presidencial para intentar justificar la contundente ofensiva judicial se elabora bajo el supuesto del tremendo daño moral al nombre y a la honra del Primer Mandatario.

El jefe de Estado representa a todo el Ecuador y tiene derecho a su buen nombre y honra. Cierto es. Pero no tiene ni más ni menos derecho al buen nombre y honra que todos los demás 14 millones de ecuatorianos.

El tema, a propósito de las demandas contra periodistas y medios de comunicación, da qué pensar e invita a una severa reflexión. El daño moral que supuestamente le han infringido al Mandatario no es, no tendría por qué ser, distinto al de cualquier otro ecuatoriano que se sienta agraviado.

La pregunta fue formulada en Washington por Catalina Botero, relatora de la Comisión Interamericana para los Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA). ¿La honra de los demás vale o no lo mismo que la del Presidente del Ecuador?

El tema pone en debate el asunto del desacato, una norma vigente que es una herencia retardataria del poder monárquico y que desafortunadamente en nuestro país no se ha abolido. Las recomendaciones internacionales de documentos de los cuales el Ecuador es signatario y está obligado a cumplir, hablan de despenalizar los delitos de opinión y por supuesto superar esta tara.

Todos conocemos, por haberlos escuchado alguna vez, la serie de insultos, epítetos, descalificaciones e injustificables agresiones que mucha gente ha sufrido por boca del propio Presidente. También tienen honra los servidores públicos recientemente despedidos y tildados de corruptos. La honra de las personas, esa sí, debiera “ser de todos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)