El FMI y el Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 1
Indiferente 14
Sorprendido 10
Contento 1
27 de agosto de 2014 00:00

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pasó revista a la situación económica del Ecuador en la última década.Como no escapará al ilustrado criterio de los lectores, esos exámenes no se podrían hacer si no se contara con el consentimiento previo de las autoridades nacionales.

Las recomendaciones tocan diversos aspectos. Se elogia la estabilidad macroeconómica alcanzada en la última década en Ecuador y se saludan los esfuerzos para reducir la pobreza y mejorar los indicadores sociales de la población. En cuanto al crecimiento, hay coincidencia con el balance de la Comisión Económica para América Latina, Cepal.

Pero, al mismo tiempo, el FMI hace ver al Régimen la conveniencia de contar con una participación más activa y sistemática de la inversión privada y externa. Podemos añadir que solo la inversión sostenida en el tiempo es un seguro aliciente para la creación de miles de fuentes de trabajo. La generación de empleo puede sacar a más gente de la pobreza y potenciar las cifras de crecimiento.

Las recomendaciones del FMI, por otra parte, son las tradicionales en cuanto a la austeridad en el gasto público y la disminución de subsidios, siempre una pesada carga para cualquier economía.

Con un crecimiento del 4,5%, una inflación de 2,7% y un desempleo de 4,7%, habría que agregar la preocupación de analistas locales por el alto subempleo.

La relación del Ecuador con el FMI tiene historia, y con este informe se cuenta con un elemento más para contrastar el análisis de la economía nacional.