La emisión de bonos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 57
Triste 8
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 18

El impacto causado por la caída de los precios del petróleo y un dólar fuerte generan impactos financieros. El Gobierno plantea recortes y medidas en un escenario de menor crecimiento, cuyo manejo plantea una serie de interrogantes.

En ese contexto, el Gobierno emitió bonos a una tasa del 10.5% y a un plazo de cinco años. La primera inquietud se relaciona con las tasas de otros países de Sudamérica. Más allá de los precios bajos del crudo, ¿impacta el riesgo país?

Para el caso, cabe ver las tasas de los bonos de Bolivia, Perú o Colombia (que tiene una economía más grande, pese a los problemas de seguridad).

Está muy claro que el Ecuador ha visto crecer su deuda externa, cargada en las cuentas fiscales con empréstitos de China, y que este mismo año debe honrar la deuda de los bonos Global 2015.

Se sabe que las importaciones habrían desbordado la balanza comercial y que las salvaguardias intentan contener el torrente de dólares hacia afuera.

Hay conciencia sobre el bajo precio actual del petróleo, que favoreció la economía y en modo particular al Gobierno de ocho años de Alianza País.

Hoy, el mapa cambió y mirando el crecimiento desmesurado del gasto público, que subió desde USD 8 600 millones en 2007 a más de USD 35 000 millones proyectados para 2015, una vez que se hizo un recorte, vuelve la pregunta: ¿quizá hubiese sido mejor un tratamiento fiscal más austero y guardar fondos para épocas de las vacas flacas? ¿Reestructurar la economía y el gasto es posible aún?