Señas del nuevo Gobierno

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 60

El Gobierno del presidente Lenín Moreno empieza con señas claras sus primeros días de mandato, en cuanto al que pudiera ser el nuevo derrotero para la economía, la producción y el empleo.

El discurso de mano extendida y la apertura al sector empresarial fueron unas primeras señales de contenido que brindó, en su misma posesión, el Presidente. Antes, las citas puntuales ya marcaron un rumbo tan interesante como distinto al vértigo y el desconcierto vivido durante diez años.

El ministro de Finanzas Carlos de la Torre, en una entrevista publicada ayer en EL COMERCIO, afina las ideas. El sector privado será el motor de la economía. El nuevo funcionario considera que se ha hecho todo en materia de infraestructura y que le toca a la empresa privada aprovechar ese impulso.

El Gobierno es enfático en reiterar su concepto de fortalecer la dolarización.

Hay una buena infraestructura vial para movilizar la producción. Hay nuevas centrales hidroeléctricas que pueden sostener los procesos productivos sin gastar tanto dinero en combustible importado. El reto es terminarlas y ponerlas en marcha con tarifas bajas.

Hay una buena y nueva infraestructura portuaria que se desarrolló en el gobierno saliente con inversión privada.

El empresariado tiene altas responsabilidades: mejorar la producción y la productividad, pagar impuestos con pulcritud y crear fuentes de empleo.

Todo está listo. Hay que pasar a los hechos.