8 años de Rafael Correa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 60
Triste 2
Indiferente 5
Sorprendido 7
Contento 83

El gobierno de Rafael Correa celebró sus ocho años consecutivos en el poder después de tres elecciones seguidas.

La Universidad Yachay, en la provincia de Imbabura, se escogió como espacio simbólico para actos y discursos.

El Gobierno experimentó cambios y avances significativos en obra pública, especialmente en el plan de centrales hidroeléctricas y carreteras.

El gasto social creció significativamente, pero la deuda social aún es considerable para llegar a las metas anheladas. Las cifras de reducción de pobreza son interesantes, pero falta por hacer en las áreas de educación y salud, pese a avances en infraestructura que son notables.

La economía creció y en el 2014 estuvo en los primeros sitiales del continente, pero se prevé un freno en este año por el impacto de la crisis petrolera, sin duda. Un Presupuesto inicial de USD 8 600 millones en el 2007 contrasta con la abultada cifra actual de más de 35 000 millones aún luego del recorte de 1 400 millones.

El crecimiento de la burocracia y el gasto público y una política de subsidios que todavía no se ha sustituido con mayor creación de fuentes de trabajo es parte del mapa en esta área.

El déficit es político. Concentración de poderes bajo control del Presidente o el movimiento oficial, intolerancia con la oposición, una guerra ‘planetaria’, en palabras del Mandatario, contra la prensa independiente y tensiones con indígenas y ambientalistas marcan esta larga andadura. Faltan aún dos años y medio del período y acaso la reelección del 2017.