El encaje bancario subió

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 72
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 13

Una resolución de la Junta Monetaria del 24 de noviembre fue dada a conocer apenas en medio de las fiestas de Quito.

La medida aplica para los bancos que tienen activos por más de USD 1 000 millones y entrará en vigencia a mediados de mes. Los siete bancos más grandes, de los 23 que operan en el sistema financiero, deberán mantener inmovilizada en el Banco Central del Ecuador (BCE) una suma adicional de depósitos por concepto de encaje, el cual era del 2% y ahora pasa al 5%.

La medida es difícil de entender. En un año de recesión económica y baja inflación, lo que se necesita es estimular la liquidez para la concesión de créditos; no reducirla con un aumento del encaje bancario.

Los actores productivos parecen cautelosos y no demandan suficiente crédito, en parte, por la falta de certezas respecto del futuro de la economía. Las interpretaciones para una medida de este tipo, a falta de una explicación oficial, apuntan a necesidades fiscales. En diciembre, la caja fiscal debe atender el sobresueldo de la época navideña.

La Asociación de Bancos Privados califica la medida de antitécnica. Analistas piensan que se podría ver una fórmula para que la banca despliegue una política más agresiva de colocación de créditos y así estimular la economía.

La iniciativa merece argumentos claros que se esperan de parte del BCE. Los depósitos monetarios son el dinero de la gente que a su vez sirve para entregar créditos, que son el motor del sistema.