La donación de tejidos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 20

El emblemático Hospital guayaquileño Luis Vernaza, regentado por la Junta de Beneficencia, montó en 2009 un ambicioso proyecto de salud que ya da grandes resultados. Ese año creó la Unidad de Trasplante de Órganos y Tejidos. Y el año pasado abrió el Banco de Tejidos.

La Unidad tiene la acreditación del Instituto Nacional de Donación y Trasplantes de Órganos y Tejidos (Indot), del Ministerio de Salud.

Iniciativas como las del Luis Vernaza han permitido un importante crecimiento de la donación de órganos de seres humanos. Según el Indot, la tasa de donantes subió de 1,2 a 4,3 por millón de habitantes entre el 2009 y el 2013. Dentro de este período también se aprobó la Ley Orgánica de Trasplantes (marzo del 2011). Esta normativa vuelve a todos los ecuatorianos potenciales donantes a no ser que dejen constancia de su expresa negativa en la cédula de ciudadanía.

En total, en los últimos siete años se han realizado 2 768 trasplantes de órgano, tejidos y células. Solo el Banco de Tejidos del Vernaza ha receptado este año 120 donantes (vivos y cadavéricos).

El trasplante de tejidos permite mejorar la calidad de vida de los pacientes con la restauración de determinados órganos. También se realizan reemplazos de piezas óseas o injertos de piel.

Una de las ventajas de contar con un Banco de Tejidos es abaratar los costos. La importación de un tejido óseo desde EE.UU. puede costar hasta USD 10 000. Pero si se procesa dentro del país ese valor se reduce en un 90%.