23 de June de 2010 00:00

LAS DEDUCCIONES TRIBUTARIAS

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El contribuyente ecuatoriano ya tiene algo más en qué pensar. El contribuyente que aporta con su trabajo y paga los impuestos deberá redoblar su esfuerzo para elaborar una precisa lista de deducciones tributarias a las que tiene derecho.

Las nuevas normas, que regirán para la declaración de impuestos que deberá presentarse en 2011, adicionan límites y complican la ya de suyo intrincada tramitología que en esta materia tiene el país.

Muchos ciudadanos consideran un verdadero problema formular con precisión y sin errores que le puedan inducir a sanciones las cartillas de declaración, llenas de casilleros diminutos y minuciosas especificaciones que, acaso, solamente los contadores entienden con cierta claridad.

Según el nuevo reglamento, se establecen deducciones que en el ámbito de los gastos de salud suman USD 11583. Pero para los rubros de alimentación, vestimenta, educación y vivienda suman USD 2 875. Como si estos límites fuesen poca cosa, se deben guardar las facturas, que se hacen constar en la declaración, durante siete años, un año más que con la norma vigente.

La explicación que dan las autoridades del ramo se sustenta en aquello de acrecentar la cultura tributaria. Es cierto que en el país apenas hace una década se inició un proceso de concienciación del pago de impuestos y la base tributaria se ha ido ampliando, pero bien se haría en evitar la engorrosa tramitología y hacer las cosas más fáciles a los ciudadanos que cumplen con esta obligación.

Carlos Marx Carrasco sostiene que son reformas necesarias y piensa que el Estado no es una vaca lechera. Admite que no ha existido suficiente información. Si se emplease el dinero de otras millonarias campañas de propaganda quizá se les haría la vida más fácil a los ciudadanos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)