5 de April de 2014 00:02

Control de velocidad

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Con rigor y mano dura, la Policía Nacional inició el año pasado un férreo control para evitar que los límites de velocidad se sobrepasaran en la capital y otros puntos del país.

Entonces se dijo que se debía completar el equipamiento para un control certero y eficaz. Sin embargo, las medidas de control se han flexibilizado. Se ha bajado la guardia.

Bien es verdad que la asunción de la competencia del tránsito por el Cabildo ha supuesto una etapa de transición indispensable. Pero las evidencias arrojan que la capital no tiene suficiente control.

Un informe que publicó EL COMERCIO recientemente da cuenta del registro de 829 accidentes de tránsito en el año 2014. Murieron 31 personas. Solo en la última semana de marzo se produjeron cinco muertes fatales.

Los agentes metropolitanos hacen lo que pueden y, más allá de su inexperiencia para dirigir el tránsito, hay otro tema clave: la falta de equipamiento para asegurar que los límites de velocidad se cumplan. Al inicio de la medida de control varios ciudadanos fueron apresados y multados. Hoy se advierte que los conductores se han relajado, lo cual conlleva una falta de equidad con aquellos que sufrieron las primeras acciones represivas.

Es verdad que para ciertas vías el límite de 50 kilómetros por hora puede retardar el flujo. Hace falta un estudio adecuado para establecer en qué vías o tramos se puede subir ese tope.

El control debe volver y hay que hacerlo bien y de modo técnico para evitar la tragedia de los accidentes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)