4 de January de 2013 00:00

Campaña sin control

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El mínimo y elemental marco de referencia de los candidatos en una campaña electoral democrática debiera ser el equilibrio. La igualdad de oportunidades para exponer sus tesis y planes de acción con absoluta equidad.

Tal parece que la exigida independencia de la función electoral nunca llegó. No bastan los exhortos inútiles y estériles del Consejo Nacional Electoral (CNE), que en la práctica no ha sido capaz de frenar el abusivo uso de fondos públicos.

La campaña entra en otra fase y más allá de los seis años ininterrumpidos de mensajes subliminales, lemas políticos y propaganda proselitista pagada con la plata de todos los contribuyentes, no hay igualdad de oportunidades para los candidatos, los partidos y movimientos. Por ejemplo, la cifra de USD 700 000 fijada para las candidaturas presidenciales luce raquítica frente al despilfarro de la pauta oficial.

Si durante los seis años de Gobierno el uso millonario de fondos públicos ha sido exagerado, ahora, de modo explícito, el artículo 203 del Código de la Democracia prohíbe la propaganda estatal durante la campaña.

Los anuncios de entidades públicas ahora llevan el eufemístico cierre que reza: publicidad autorizada por el Consejo Nacional Electoral. Si de verdad se buscara equidad, se debiera acallar al aparato propagandístico del Régimen y asegurar espacios para divulgar las propuestas de todos los candidatos de modo equitativo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)