13 de October de 2012 00:01

EL AEROPUERTO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las instalaciones físicas del nuevo Aeropuerto de Quito fueron inauguradas este 11 de octubre. 30 años después de los primeros planes y tras un largo proceso de construcción y renegociación, el alcalde de Quito calificó como ‘un día de alegría y felicidad para la ciudad’.

La obra la inició el alcalde Paco Moncayo. Funcionará como una concesión por 35 años y deberá reportar para el Municipio USD 800 millones en ese período. El costo total es de USD 683 millones. Quiport es la empresa concesionaria y quien gestionó los préstamos y la construcción.

El nuevo Mariscal Sucre tiene una pista de 4 100 metros (la actual mide 3 120m.). La altitud de la pista es de 2400 metros sobre el nivel del mar (más de 400 metros menos que el actual). La nueva terminal, apenas un cuarto de superficie más grande en la zona de pasajeros, albergará al año a 5 millones de personas en una primera etapa. El área destinada a estacionamientos es más del doble que la que actualmente existe y la capacidad de carga también supera a la del aeropuerto que hoy opera que fue construido en 1960, cuando las necesidades de la ciudad eran considerablemente menores.

El aeropuerto es sin duda una gran obra para Quito. Las autoridades aseguran que las operaciones aéreas han superado todas las pruebas. No hay que olvidar que la demanda de un nuevo aeropuerto se debió no solo al aspecto físico de la terminal y su incomodidad, sino al riesgo de seguridad para los vecinos de la pista. Hoy la ciudad la rodea.

Es una lástima que la inauguración del nuevo aeropuerto Mariscal Sucre no coincida con la terminación de las vías. Que las obras se retrasen y que la operación aérea en la terminal no se inicie todavía es una coincidencia lamentable para la ciudad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)