29 de November de 2012 00:00

ACCIDENTES: LA TRAGEDIA CONTINÚA

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Esta vez la tragedia ocurrió en Caranqui, un populoso sector de Ibarra, capital de Imbabura. Un autobús sin frenos produjo tres muertos y 22 heridos. Durante el 2012 en Imbabura se han registrado 856 accidentes, según datos oficiales. Es decir, un total de 80 al mes entre choques y atropellamientos.

El caso referido trae el persistente fallo mecánico de la falta de frenos. Cabe preguntarse si los chequeos técnicos son rigurosos o si las autoridades se hacen de la vista gorda sobre frenos, estado de las llantas y otros problemas conexos, que suelen ser causa mortal de accidentes como el más reciente. El accidente de Ibarra reanima el debate sobre los controles de velocidad. Las autoridades han exhibido las consecuencias de limitar la velocidad en calles y carreteras y presentan datos interesantes. Sin embargo hay muchos problemas persistentes.

Por un lado, la falta de equipos técnicos suficientes para tender una red en todas las carreteras del país y las calles principales de las capitales y demás ciudades, arroja una rémora evidente. Luego, la exagerada forma de castigar estos excesos con prisión contrasta por la falta de decisión de las autoridades por instalar los sistemas de GPS (sistemas de posicionamiento geográfico), radares satelitales de control de velocidad y ubicación en autobuses y camiones. La mayor cantidad de muertos por accidente de tránsito se produce en choques frontales en carreteras y por exceso de velocidad.

En varias oportunidades se ha insistido sobre los limitadores de velocidad que las fábricas de buses y camiones pueden instalar antes de entregarlos para el uso en carga y transporte público. Hace falta la normativa y la decisión política que bajaría la accidentalidad de manera radical, y no solamente en las cifras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)