Opinión
Jorge G. León Trujillo

¿Ecuador plurinacional?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
9 de September de 2011 00:01

Los censos tienen lecturas políticas diversas y son concepciones culturales de lo que una sociedad proyecta de sí misma, por lo subjetivo de la construcción y lectura de los datos, con varias interpretaciones, o por los conceptos usados para recoger datos; qué es urbano o rural, por ejemplo. Ecuador lo demuestra con los datos censales sobre pueblos y nacionalidades.

En América Latina censar pueblos y etnias siempre fue un litigio. La ideología del Estado Nación quería que todos sean mestizos para evitar el inquietante dato de indígenas que conllevaba cuestionamientos al Estado unitario. Mientras el primer censo, 1950, escondía a los pueblos indígenas y afro, al no preguntar sobre la ‘raza’, sino que todos eran una solo pueblo, en 2001 y 2010 se los quiere volver visibles. El país ha cambiado, la ley reconoce pueblos diversos o nacionalidades. Pero ahora los datos dicen su caída demográfica, pasan a ser reales minorías. Ecuador, de país con población intermedia en porcentaje de indígenas, con Perú (30%), podría pasar a ser uno con minoría de indígenas como Colombia (4%). Desde el 2002, los mestizos pasan de 72 a 77%, los afroecuatorianos de 5 a 7%, mientras los indígenas casi no suben, están en 7%, y los blancos bajan de 11 a 6%, y sorprendentemente 7% son montubios. Según apresuradas conclusiones, el pueblo más numeroso es el montubio. Pero, en esta vez ya no es una autodefinición étnica, sino de las abstractas nociones de cultura y costumbres. En 2010, cotejando autodefinición étnica y lengua ancestral se concluyó que los indígenas representaban el 17%. Esperaremos los otros datos étnicos del censo para ver la situación actual.

El Ecuador oficialmente plurinacional complicó más la situación al convertir a los ‘montubios’ en pueblo. Los derechos colectivos que son para pueblos, se los extendió a una población que, al igual que la mayor parte de campesinos de varias regiones, tiene características culturales propias, no tenía los antecedentes históricos de pueblo. Se pensó que así ese campesinado tendría más atención estatal, al punto que no sorprende que la mayoría de manabitas se ha declarado montubio (7/9). Esta identidad de pueblo dada de arriba, recuerda a los indígenas cuando en los 90 ganaban espacio, muchos de los mestizos se volvieron indígenas o se casaban con indígenas. Si el grupo es exitoso puede incrementar su número, los excluidos lo contrario, a menos de tener fuerte cohesión cultural. Las fronteras étnicas son así movedizas, pero la tendencia a la caída demográfica indígena y el creciente mestizaje, cultural o biológico, reduce su peso social en la construcción de un Estado plurinacional. La apertura ecuatoriana para reconocer la diversidad cultural lleva a la integración. ¿Podrán los proyectos plurinacionales contrarrestar la pérdida de identidad de los pueblos fundidos en los mestizajes?