Xavier Basantes

Ecuador en el Foro Mundial de Davos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 9

Entre el 23 y el 26 de enero se desarrollará en Davos, Suiza, la Reunión anual del Foro Económico Mundial. Esta cita convoca a los participantes bajo el tema de ‘Creando un futuro compartido en un mundo fracturado’. Se calcula la presencia de 3 000 participantes; entre ellos 70 jefes de Estado o de gobierno, y 38 responsables de organizaciones internacionales; además de líderes de los negocios, la sociedad civil, de la academia y de las artes.

Los desafíos empresariales que trae la Cuarta Revolución Industrial con la robótica y la inteligencia artificial a la cabeza, la inclusión financiera digital, el medio ambiente y la transición energética, son algunos de los temas que se tratarán en la cita. Pero, al margen de la agenda oficial, lo importante del encuentro es la posibilidad de lograr contactos, buscar oportunidades de inversión y aliados estratégicos. Esa es o debe ser una de las principales misiones de la delegación oficial ecuatoriana que retornará al Foro, como lo ha reconocido el Ministerio de Comercio Exterior, luego de siete años de ausencia.

La última vez que un Presidente ecuatoriano asistió a esta cita, que ya lleva 48 ediciones con la de este año, fue Lucio Gutiérrez. En enero del 2004, el ex Mandatario acudió en búsqueda de inversiones y acuerdos para la renegociación de la deuda externa. Sin embargo, un año después dejó el cargo.

Ecuador se ubica con malas notas en el índice de competitividad del Foro Económico Mundial, que mide 12 pilares. La inestabilidad de políticas, las tasas impositivas y las regulaciones laborales se ubican como los factores más problemáticos para hacer negocios en el país. Eso hay que cambiar.

Con el Decreto N° 252 se declaró como Política de Estado la atracción de inversiones y si Ecuador quiere afianzar el manejo de su agenda exterior no tiene que dar pasos rápidos, tiene que dar saltos, para recuperar el tiempo perdido en la atracción de inversión extranjera. Para mantener la dolarización es indiscutible que se tienen que fortalecer las exportaciones y la agenda internacional.