Mauricio Pozo Crespo

Para los que deseen leer

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 26
Triste 5
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 121

Se necesita una alta dosis de cinismo para criticar algo cuando el que critica hace lo mismo, peor aún, cuando acusa entendiendo el asunto lo acomoda a su interés. Este gobierno se lleva el premio de las últimas décadas en el endeudamiento público y en el despilfarro del gasto.

En el caso de la deuda, el peso de las obligaciones públicas el 2009 era del 16% respecto del tamaño de la economía o PIB de ese año. Hoy, 7 años después, la carga de la deuda ha subido al 46% del PIB, es decir, un aumento de 30 puntos de PIB en 7 años. Eso aquí y en Marte es una barbaridad de crecimiento de la deuda. No se acomoden diciendo que el 2003 o 2004 ésta relación era superior al 40% cuando todos los años anteriores a este gobierno, desde el 2000 al 2006, la deuda pública frente al PIB se iba reduciendo gradualmente mientras que en esta administración, en especial desde el 2009, la deuda crece y a pasos agigantados. Lo paradójico de esto es que el crecimiento de la deuda se produce cuando el petróleo supera los USD 100 el barril y cuando está en USD 30 el barril, es decir, se han endeudado agresivamente siempre sin importar si tienen más o menos ingresos. ¿Nueva teoría económica?Esta carrera desenfrenada a endeudarse con quien sea y sin importar las condiciones se produce por una sola razón: el nivel de gasto llego a tales niveles que no les alcanza ni con USD 100 el barril, peor con USD 40 el barril. Que no vengan con el cuento que el gasto público se ha ajustado en 8 puntos del PIB, pues lo que ha pasado es que no han podido gastar todo lo que han querido o no han conseguido toda la deuda que han necesitado, por lo que el gasto se les “ha caído”. Un ajuste real del gasto habría implicado cerrar ministerios y no tener las 48 secretarías de Estado cuando el 2006 era 18, seguir con entidades creadas sin justificación alguna o meterle al Estado que sea empresario cuando éste debe ser el regulador. ¿Puede llamarse ajuste que continúen con el proyecto financiado con los chinos para los nuevos edificios del área económica del gobierno? ¿Es eso una prioridad mientras no pagan a contratistas?
Este gobierno ha jugado con los mercados diciendo que no va a pagar la deuda y luego ha pagado puntualmente, sobre todo la deuda externa porque la interna no paga o desconoce obligaciones como l aporte del 40% de las pensiones del IESS. Ese comportamiento con el exterior ya está pasando la factura al obligarle al país a pagar casi el 11% de interés por la nueva deuda. ¿Eso es saber de economía? El pago de la deuda es ya mayor al gasto en educación y salud, ¿el ser humano antes que la deuda?
El Ecuador ha suscito 13 Cartas de Intención con el FMI y ha cumplido el 100% de los compromisos asumidos pero solo en una de ellas. ¿Puede llamarse, al país del pasado que llama el gobierno, un fiel ejecutor de esas políticas del FMI?