Xavier Basantes

Menos competitivos, pero más endeudados

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 71
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0

El Foro Económico Mundial publicó los resultados del Reporte de Competitividad Global 2016-2017. En ese ranking, Ecuador se ubicó en el puesto 91 entre 138 naciones. Esto significa que el país perdió 15 puestos en comparación con el reporte 2015-2016, cuando estuvo en la posición 76 en un listado de 140 países.

Esta no es una buena noticia, ya que Ecuador en el informe 2012-2013 se ubicó en el puesto 86 entre 144 países; y en el 2013-2014 mejoró y se colocó 71 entre 148 naciones. En el ranking 2014-2015, el país no participó.

El estudio analiza 12 pilares: instituciones; infraestructura; estabilidad macroeconómica; salud y educación primaria; educación superior y entrenamiento; eficiencia en mercado de bienes; eficiencia en el mercado laboral; desarrollo del sector financiero; preparación tecnológica; tamaño del mercado; sofisticación en los negocios e innovación.

Desde la visión oficial, solo se analizan tres pilares del reporte de este año (innovación, sector financiero y mercado laboral), y su diagnóstico es que la responsabilidad de esa caída la tiene el sector privado, porque las empresas innovan muy poco, la banca debe desarrollar más servicios y no hay eficiencia en la contratación y el despido de personal.

En los otros pilares, como la estabilidad macroeconómica, por ejemplo, el Ejecutivo prefiere evitar la autocrítica. No le conviene tampoco y si lo hace, echará la culpa al comportamiento de la economía mundial.

Con base en esos 12 pilares y con la participación del sector público y el privado se puede establecer una agenda de competitividad. Ya es hora. Si bien en la Política Industrial hasta el 2025 (propuesta casi en la recta final de los diez años de Gobierno) se abordan temas de innovación, calidad, productividad e inversión, faltan acciones decididas para cambiar la realidad económica del Ecuador.

Lo que no ha cambiado es la creatividad del Régimen, para enfrentar la contracción. Desde esta semana, el país está más endeudado; esta vez en USD 1 000 millones y aún le faltan 1 252 millones para salvar el año.