Columnista Invitado

Dos candidatos: dos opciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 49

En las elecciones a realizarse el 2 de abril, no solo decidiremos a favor de un candidato, sino que también estaremos escogiendo entre dos alternativos programas de gobierno.

Así, en un lado estará el programa de Alianza País, esta vez representado por el candidato Lenin Moreno; programa que parte de la premisa de que el motor de la economía, de su crecimiento y de su desarrollo, es el gasto público. Bajo esta premisa, a lo largo de esta última década, ese gasto fue alimentado inicialmente por los fondos de reserva acumulados en los 6 primeros años de dolarización; posteriormente, a él comenzaron a ingresar la nueva recaudación proveniente de la creación de impuestos; luego se produjo un vertical aumento en el precio del petróleo; y, en los últimos tres años, el incremento en la deuda interna y externa.

En lo básico, el gasto público ha servido para construir las principales obras de infraestructura en vialidad, educación, salud y generación eléctrica.

De acuerdo a la última votación, se debería concluir que cerca del 40 por ciento de los votantes, desea continuar con este programa de gobierno.

En el otro lado estará el programa del movimiento CREO liderado por Guillermo Lasso; programa que se basa en la premisa de que el desarrollo de nuestra economía debe ser impulsado, en lo fundamental, por la creación de fuentes de empleo en un trabajo digno, productivo y a tiempo completo. A este respecto, debemos recordar que en la última década la Sociedad Civil ha sido capaz de crear, en cifras actualizadas, 220 mil puestos de trabajo por año; aunque la mayoría de ellos han sido generados en el sector informal bajo la modalidad del subempleo y, además, sin participación del Estado ni del gobierno.

Así, simplificando, lo que propone Guillermo Lasso es convertir esos 220 mil puestos de trabajo informal, en 250 mil empleos anuales generados en la economía formal por la Sociedad Civil; para lo cual, es de suponer, organizará el apoyo activo del gobierno y de ciertas instituciones del Estado.

Esta apretada síntesis, desde luego, solo nos permite resumir las tesis centrales de ambos candidatos en el ámbito económico. No obstante, la contraposición de esos dos programas de gobierno, nos posibilita visualizarlos en las orillas opuestas que cada uno ocupa.

Así, la tesis de Alianza País satisface más a quienes consideran que es el gobierno, a través del gasto público directo, quien debe resolver la mayoría de nuestros problemas de sobrevivencia diaria. Y, en la orilla opuesta, se coloca la tesis de CREO, donde el gobierno en lo económico debe circunscribirse a apoyar la creación de fuentes de un empleo digno, formal y a tiempo completo.