Milton Luna

¡Don Burro!

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
17 de November de 2012 00:03

Varios estudiantes indignados de la PUCE me abordan: “Profe…¿ha leído las noticias sobre los candidatos a asambleístas?… Es el colmo… estos partidos nos están viendo la cara… se llenan de ‘estrellas’ de la TV, futbolistas, cantantes y reinas de belleza… gente que presta su supuesta popularidad para tras ella colar a una bola de desconocidos, o a otros muy conocidos por sus ‘mañas’, ‘uñas’, servilismo, o ‘fidelidad al jefe…’ con el fin de ser elegidos”.

“Profe… esto es una farsa de democracia… Por un lado aquí, a las universidades, nos ajustan por títulos y más títulos. Exigencias al extremo. Papeles, acreditaciones… Quieren PhD hasta en la sopa, sin embargo, para ocupar una silla en la Asamblea, donde se elaboran las leyes del país y se fiscaliza al Ejecutivo, van a sentar a gente que seguramente es muy talentosa en su área, saben patear bien una pelota, son expertas en sonreír ante una cámara, exhiben bien sus piernas o pechos, ‘filosofan’ sobre la farándula local o cantan de maravilla… pero…¿hacer leyes?… por favor…¿Qué tipo de Asamblea quieren? Más borregos… sino que de colores… borregos contorneados y robustos, y borregas lindas y tentadoras. ¡Preferimos a Don Burro!

“Profe… el Presi todos los sábados se llena la boca con la palabra ‘Mediocre’…¿acaso lo que estamos viendo no es mediocridad? Es mediocridad a toneladas colocadas por la mayoría de partidos y movimientos, con algunas excepciones que no siguen este juego”.

“Sí profe… es una lástima lo que estamos viviendo. Hasta ahora ni el gobierno ni la oposición plantean algo interesante. Una idea nueva… una propuesta desafiante… una ruptura contra lo establecido, contra la corrupción… una autocrítica sincera… soluciones creativas a los problemas… puro marketing en el uno y en el otro lado… arrogancia, cinismo e impunidad frente a los negociados… parecen discos rayados diciendo lo mismo… La única diferencia es el tono del insulto…”.

“Lo que siento, profe, es que en el fondo menosprecian a la gente… la tratan como a tonta… quieren comprarle el voto con dulces baratos y payasitos”…“Se valen de mitómanos sin escrúpulos, algunas encuestadoras que con sus cifras arregladas les mienten a ellos y creen engañarnos a todos”.

“Profe… quieren que los jóvenes valoremos y defendamos la democracia y la política… pero lo que vemos nos da asco…”. “No se dan cuenta que algunos de nosotros nos estamos cansando… o que ya estamos hartos”.

“Pero lo que más me abruma, profe, es que desde acá les hacemos el juego… ante tanta basura, varios de nosotros nos enajenamos, nos hundimos en la indiferencia, no nos comprometemos con nada”.

“Profe… hay que decir basta, superar la queja y pasar a la propuesta”.

“Bueno, profe, disculpe el deshago, es una manera de mantener viva la esperanza y la rebeldía”.

…Gracias, muchachos.