Thalif Deen

Dinero, el mayor problema en la cumbre climática

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2

La conferencia de la ONU que se celebra en París hasta el día 11 y que pretende adoptar un histórico tratado internacional sobre el cambio climático podría encaminarse hacia el choque político sobre uno de los temas más controvertidos en las negociaciones en curso, la financiación.

Nada se logrará en la cumbre, cuyo nombre oficial es la 21 Conferencia de las Partes (COP21) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, sin la financiación necesaria para la adaptación y el combate de las consecuencias negativas del calentamiento del planeta, advirtió el Grupo de los 77 (G77), integrado por 132 países en desarrollo, incluida China.

Los 48 países menos adelantados (PMA), considerados los más pobres de los pobres del mundo, reaccionaron negativamente a la promesa de los países ricos de donar 248 millones de dólares al Fondo PMA, a la que calificaron de una “gota en el océano”.

El negociador de los PMA, Giza Gaspar Martins, señaló que los 500 proyectos identificados por el Fondo PMA necesitan más de 5 000 millones de dólares para concretarse. Pero el fondo solo cuenta hasta el momento con 859 millones de dólares, incluida la última promesa de 248 millones de dólares, que solo alcanza para completar 158 proyectos. LDC Watch, una alianza de organizaciones no gubernamentales en PMA, advirtió que a este ritmo los proyectos no podrán implementarse para la fecha prevista de 2020.

Pero el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, declaró que, en primer lugar, la financiación climática es una promesa ya hecha por los países del Norte, o sea, los integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.
La promesa de movilización de los 100 000 millones de dólares para 2020 se hizo en Copenhague en 2009.

Teniendo en cuenta los antecedentes históricos, los países del Norte deberían tener la responsabilidad histórica de proporcionar el apoyo financiero y el apoyo tecnológico a los países en desarrollo, ha dicho Ban.