Pablo Ortiz García

Dinero electrónico

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
9 de May de 2014 00:03

 Se debe reconocer y aceptar que gracias a la dolarización, la economía del país y de la mayoría de sus habitantes, sobre todo de aquellos con ingresos bajos, está bastante bien, a pesar del actual gobernante.

Sin embargo, el derroche de recursos preocupa. Se gasta como millonario sin percatarse que los ingresos en cualquier momento se reducirán. Por eso, pese al dispendio de dólares, soy un convencido de los beneficios de la dolarización. La emisión de moneda sin respaldo en activos, gracias a la dolarización, ya no existe… ¿o estará por revivir esa práctica malsana? El Directorio del Banco Central del Ecuador (BCE), expidió la resolución publicada en el Registro Oficial de marzo 20 de este año, a través de la cual regula el llamado Dinero Electrónico. Según el artículo 1, letra b, es un medio de pago que debe ser reconocido "por todos los Agentes Económicos en el Ecuador y (sirve) para el pago de obligaciones públicas…". El Dinero Electrónico, cuyo único emisor es el BCE, es convertible, en cualquier momento, en efectivo a valor nominal. ¿No es una manera solapada de empezar a desplazar a la dolarización?

El Dinero Electrónico debería tener el respaldo de activos del BCE, como son, entre otros, bonos del Estado. Si es así, y si algún Agente Económico que tenga Dinero Electrónico desea convertirlo en dólares, y dejar de tener una anotación en el ciberespacio, en criterio de Análisis Semanal, "el BCE se vería incapacitado para devolver los fondos", ya que deberá vender títulos valores para honrar el Dinero Electrónico.

A lo dicho en párrafos precedentes, se debe agregar la preocupación señalada en la publicación indicada: "Poder emitir una moneda electrónica en una economía dolarizada es una herramienta poderosa que suple en cierta medida la incapacidad de emitir moneda propia del BCE. Se requieren candados lo suficientemente fuertes para garantizar el adecuado respaldo de esta nueva moneda electrónica convertible".

El Dinero Electrónico que creará el BCE no es papel impreso, sino inmaterial, que puede ser transformado en "billeticos" cuando el "propietario" de esta moneda se lo requiera al que años atrás se le conocía como Instituto Emisor, designación que gracias a la regulación indicada, vuelve a tener vigencia: ahora emitirá dinero "fantasma" (porque no es tangible), útil para que el Estado cumpla con obligaciones económicas adquiridas con Agentes Económicos.

Sin dólares no hay tranquilidad y bienestar, por ello no entiendo por qué se inventa el Dinero Electrónico que es una manera disimulada de crear moneda sin respaldo de activos de propiedad del Estado, es decir, es dinero inorgánico. ¿Acaso es una forma de dejar a un lado a los dólares de la economía ecuatoriana? Ojalá las autoridades aclaren este punto.