Rodrigo Borja

Desórdenes climáticos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
4 de November de 2012 00:23

Creen los científicos que los problemas más graves que afrontará la humanidad en las próximas décadas serán la escasez de agua dulce y los desórdenes del clima. Y por eso imploran a los políticos y a los empresarios que comiencen a preocuparse del futuro de nuestra casa común.

Ciertos gases que emanan de la Tierra —principalmente el CO2 proveniente de la deforestación y de la quema de combustibles derivados del petróleo—, al condensarse en la atmósfera, forman una capa de calentamiento del planeta que produce sequías, inundaciones, tormentas tropicales, tifones, huracanes, olas de calor o de frío y otros desórdenes climáticos que pueden llegar a ser catastróficos.

Lo que acaba de ocurrir en Nueva York y otras ciudades de la costa oriental de EE.UU. nos da una idea de la magnitud del problema.

En estos fenómenos comparten responsabilidades los países industriales, que emiten enormes cantidades de gases provenientes de su urbanismo e industrialismo, y los países subdesarrollados, causantes de la masiva deforestación que lanza al espacio más del doble de gases contaminantes que la combustión industrial.

Los bosques almacenan unos 200 000 millones de toneladas de dióxido de carbono y, a través de su metabolismo, lo transforman en oxígeno. Por eso son tan importantes. Cada metro cuadrado de selva amazónica absorbe 8,3 moles de CO2, lo cual significa que la cuenca del Amazonas sirve de sumidero para la décima parte de las emisiones totales del dióxido de carbono.

El experto británico Nicholas Stern sostiene que la deforestación es responsable del 32% de las emisiones de CO2, la producción de energía el 24%, la industria el 14%, los transportes el 14% y otras actividades el 16%..

China, EE.UU., India, Rusia, Brasil, Japón, Alemania, Indonesia, Canadá, México, Inglaterra, Australia, Irán e Italia son, en este orden, los mayores contaminadores industriales. Y los más grandes contaminadores por deforestación son: China, India, Brasil, Indonesia, Colombia, Cote D’Ivoire, Tailandia, Laos, Nigeria, Filipinas, Myanmar y Perú. Según datos del “Potsdam Institute for Climate Impact Research”, si todo sigue igual, en el año 2020 China lanzará al espacio 11 292 millones de toneladas de gases contaminantes y EE.UU. 6 308 millones; y, en el año 2050, China emitirá 16 232 millones, EE.UU. 7 098 millones, India 6 912 millones y la Unión Europea 5 027 millones. Esas son las proyecciones.

La primera respuesta importante de la comunidad internacional a este desafío fue la “Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático”—aprobada en Nueva York el 9 de mayo de 1992—, en cuyo preámbulo se dice que “los cambios del clima de la Tierra y sus efectos adversos son una preocupación común de toda la humanidad”. Pero es muy poco —casi nada— lo que se ha avanzado desde aquella fecha.