Baher Kamal

Desigualdad y empleos chatarra

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2

Inter Press Service

Los pronósticos para este año presentan un futuro desalentador con el aumento del desempleo y un mayor número de trabajos precarios, además de una mayor desigualdad social con 1.400 millones de personas en alguna forma de empleo vulnerable.

El desempleo podría afectar a 3.400 millones de trabajadores este año debido al deterioro de las condiciones del mercado laboral en países emergentes, en particular en América Latina y el Caribe, alerta un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
Mientras, en los países ricos se pronostica que el desempleo disminuirá, en especial en Europa del norte, del sur y del oeste, así como en Estados Unidos y Canadá, indica el documento World Employment and Social Outlook: Trends 2017 (El empleo en el mundo y perspectiva social: Tendencias 2017)

Uno de cada dos trabajadores tiene un empleo vulnerable

Las 1.400 millones de personas que trabajan en condiciones laborales vulnerables representan 42 por ciento de los empleados en 2017, alerta el informe divulgado por la OIT el 12 de este mes.
“En los países emergentes casi uno de cada dos trabajadores ocupa un empleo vulnerable, y en los países en desarrollo, más de cuatro de cada cinco trabajadores”, declaró Steven Tobin, economista principal de la OIT y principal autor del informe.

“Estamos frente a un doble desafío: reparar los daños causados por la crisis económica y social mundial y crear empleos de calidad para las decenas de millones de personas que cada año se incorporan al mercado laboral”, observó el director general de la OIT, Guy Ryder.

El crecimiento del producto interno bruto registró en 2016 su nivel más bajo de los últimos seis años, y muy por debajo de las proyecciones de 2015, indica el documento.

“Los analistas todavía ajustan sus estimaciones a la baja para 2017 y persiste la incertidumbre por la situación de la economía global, por lo que a los especialistas les preocupa que la economía no pueda emplear a un número suficiente de personas y que el crecimiento no genere beneficios inclusivos y compartidos”, añade.

Además, desde 2009 aumenta en todas las regiones del mundo la proporción de personas activas dispuestas a emigrar en busca de trabajo. La tendencia es más fuerte en América Latina, el Caribe y los países árabes, precisa el informe.
La OIT también señala numerosas desigualdades sociales que crean barreras para el crecimiento y la prosperidad.

En particular, la brecha de género incide en el mercado laboral, por ejemplo, en África del norte, las mujeres tienen el doble de probabilidades que los hombres de no tener empleo.