Milton Luna

Otra derrota del Gobierno

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 155

Los estrategas del Gobierno deberían estar muy preocupados. Obviamente, pensamos en los analistas serios, no en los bien remunerados para adularle y ocultarle la verdad, a través de encuestas que ni ellos mismos las creen, y con las cuales, seguramente, como parte del contrato, cínicamente salen a los medios a tomarle el pelo a la gente, que ya no les cree.

Lo evidenciado este 11 de noviembre en las calles de Quito y en varias ciudades y pueblos del país es un dato inocultable de que los espacios públicos comienzan a calentarse, a tomar bríos. La gente se despabila y se apresta a la batalla para frenar las enmiendas constitucionales, particularmente la que pretende apuntalar la monárquica idea de la reelección indefinida.

Pero hay otro hecho que a los estrategas del régimen debió causarles urticaria. La humillante derrota obtenida en la Universidad Andina Simón Bolívar. Su candidato perdió de manera apabullante en la consulta interna; y la votación masiva de todos los estamentos universitarios aclamaron, al Dr. César Montaño, dando un mensaje claro al Consejo Superior de la entidad, que de forma seria y sensible tuvo que nombrar al nuevo rector propuesto masivamente por la comunidad universitaria y no nombrar al candidato oficialista, que a tiempo, debía dar un paso al costado.

Sin duda, lo acontecido en la Andina es un reflejo de lo que pasa en el país. Una creciente mayoría rechaza al régimen y solo los fanáticos le siguen. Si hoy el Gobierno se sometiera a cualquier proceso electoral, perdería por goleada. Mañana, en las elecciones presidenciales del 2017, si las malas condiciones económicas, sociales y políticas persistieran (más aún si la Asamblea aprueba la reelección indefinida), no se requiere ser estratega, para visualizar que la catástrofe política de Alianza País será inevitable.

Sin embargo, para que esto pase, se requiere también, de algo que sucedió en la Andina, y que es un mensaje para los críticos y opositores del Gobierno. Así, en la universidad, ante la posibilidad cierta que el Gobierno iba a hacer todo para ganar el rectorado, los más diversos grupos de la U, más allá de cualquier diferencia ideológica, política y de ego, se unieron alrededor de un candidato de consenso, que reunió las altas exigencias del puesto y de las circunstancias. Entonces, con decisión y alegría, superando el miedo, y con una campaña propositiva y talentosa, plantearon un dique a la candidatura correísta, a través de un programa de futuro: una universidad autónoma y crítica, contemporánea y comprometida con el país y el cambio social, que diera continuidad a la importante gestión de su fundador, Enrique Ayala Mora.

Felicitaciones al nuevo rector, César Montaño Galarza, y a sus electores. Bien por la Universidad Andina Simón Bolívar, que el país aprende de su experiencia.