Ivet González

Cuba: cautela por anuncio de Obama

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 7

“Falta por ver en la práctica”, es la frase que repitieron las fuentes consultadas por IPS sobre las posibilidades que abre para Cuba el último paquete de medidas para este país, establecido por el presidente estadounidense, Barack Obama, y que entraron en vigor este lunes 17.

Anunciadas el 14 de este mes, desde ahora comienzan a ser efectivas flexibilizaciones que, entre otros aspectos, competen al ámbito comercial, científico, aviación civil, náutica, agricultura, sociedad civil, remesas, becas y salud, como la autorización a certificar productos farmacéuticos cubanos para su venta en Estados Unidos.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), del Departamento del Tesoro, que se encarga de regular y controlar las leyes del debilitado embargo a Cuba, elimina la prohibición de dejar entrar a buques extranjeros para carga y descarga en sus puertos en los 180 días posteriores de haber tocado puertos cubanos. Limita la prohibición para entrada de productos cubanos prohibidos o “únicamente por motivos antiterroristas”.

“Este nuevo paquete de medidas parece ir en la misma dirección que los anteriores: continuar abriéndole huecos al bloqueo, en la suposición de que esos huecos inevitablemente se irán ampliando y continuarán empujando el proceso (de normalización)”, dijo el investigador y exdiplomático cubano Carlos Alzugaray.

Como parte de un enconado diferendo que duró más de medio siglo, EE.UU. dos impone a Cuba desde 1962 un embargo económico y financiero, que con los años fue incrementándose y se asentó en un complejo entramado de leyes. Tanto es así, que hoy solo puede ser revocado en su totalidad por el Congreso legislativo estadounidense. “Pero es lícito suponer que, como los anteriores, (las nuevas medidas) no podrán ponerse en práctica de inmediato porque el bloqueo sigue en más de un 90%”, especificó el especialista en la parte política de las relaciones bilaterales, que La Habana señala como el principal obstáculo en el deshielo iniciado en 2014.

En los cambios emitidos antes de su visita en marzo a La Habana, Obama permitió el uso del dólar por parte de Cuba para algunas transacciones. Sin embargo, las autoridades locales aseguran que en la práctica no han podido beneficiarse porque les sigue prohibido abrir cuentas en bancos estadounidenses.

A juicio de Alzugaray, “más importante que las medidas anunciadas es la Directiva Presidencial”, porque “sin duda, es una ruptura con el pasado”.
La denominada “Directiva Política Presidencial 43: Normalización de relaciones EEUU-Cuba”, fue publicada el día 14 junto con el nuevo paquete de medidas de flexibilización del embargo. Se trata de un recurso poco usado y suele ser clasificado, algo que revela la alta importancia otorgada al asunto.