Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 7

En 1959 la revolución cubana triunfó, luego de una larga y valiente actuación contra el gobierno, ciertamente corrupto, de Fulgencio Batista.

Esa revuelta que, luego, adquirió la categoría de Revolución, era completamente justa, ya que en la época de Batista a la hermosa isla de Cuba la habían convertido en una especie de lugar de diversión, juego, prostitución y maldad.


Al año siguiente, fui a la Habana a un congreso de turismo. Una vez allí, a nombre de la Cancillería me invitaron a un “tour por la Revolución”.

Se realizó y, en realidad, todo era promisorio y auguraba un futuro mejor.
Sin embargo, en abril de 1961 Fidel Castro proclamó la Revolución de carácter socialista, con ayuda económica de la comunista Unión Soviética.


Hubo evidente progreso, particularmente en educación y medicina, pero al cesar la ayuda extranjera la valiosa medicina cubana –al parecer- decayó. Lo supongo porque el presidente Rafael Correa sufrió afección de la rodilla, fue a la Isla para que lo operen y retornó igual.

De regreso, le operaron en Quito y quedó completamente recuperado.
En una segunda oportunidad no lejana, viajé nuevamente a Cuba como turista: quería verla al cabo del tiempo.


El primer día se realizó el paseo por los principales lugares de la Habana; y, al final, como es costumbre en turismo, obsequié al conductor 10 dólares, sin saber que su ingreso mensual era de 40 dólares. Me ofreció sus servicios con vehículo de su propiedad, bajo ciertas condiciones y reserva.

Surgió cordial amistad y, bajo confianza, reveló una cantidad de hechos de la vida diaria. Por ejemplo: que en cada cuadra hay un Comité de la Revolución que vigila a todos los habitantes de ese sector y ejerce estricto control de sus movimientos.

¿Cómo realizar asambleas o reuniones para oponerse al Régimen?. Imposible: la cárcel estaba pronta.
No había –o al menos no vi- una tienda de la esquina; pero sí un incipiente mercado de alimentos del campo para que los campesinos vendan en su beneficio.


¿Una especie de supermercado? No: almacenes del gobierno proveían alimentos básicos, aunque en cantidades insuficientes.
Recién el 22 de marzo de 2012 el salario de los médicos subió a 64 dólares mensuales; y con el transcurso del tiempo un maestro percibe sueldo de 24 dólares al mes; y en cuanto a los jubilados hay pensiones exiguas de hasta 10 dólares.


¿Por qué no se ha producido insurrección?. Por el estricto control político. Durante 50 años habitan en Cuba por lo menos dos generaciones que nacieron, crecieron y subsisten en pobreza económica. Seguramente esa pobreza es ya natural para ellos.


El régimen político del partido único, con militantes sumisos y alzamanos, sometido a la autoridad total del mandatario, contagió y produjo la grave y total crisis de Venezuela y del llamado socialismo del siglo XXI.