16 de January de 2011 00:00

Cuatro años y un día

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Hoy, el Gobierno cumple cuatro años y un día en el poder. Nadie, desde la presidencia de don Isidro Ayora, ha gobernado el Ecuador por tanto tiempo. Eso significa que, desde 1931, nadie ha estado en la presidencia, ininterrumpidamente, tanto tiempo como Rafael Correa. Eso significa que, en los últimos 80 años, no existe nadie más responsable de la situación del país que Rafael Correa.

Y no solo por el tiempo, sino también por los recursos económicos y políticos con los que ha contado el Régimen. Nunca, en toda la historia de nuestro país, ha dispuesto un gobierno de tanto dinero como el actual. Los ingresos por impuestos, al igual que los que vienen de las exportaciones de petróleo, están en niveles récord, nunca antes vistos.

A esa abundancia de recursos económicos se suma una enorme acumulación de poder. Luego de haber destituido a más de la mitad de los diputados y al Tribunal Constitucional y de haber tenido una Asamblea Constituyente que redactó la Carta Magna más presidencialista de la historia, lo que ha logrado es una extraordinaria concentración del poder.

En conclusión, el Gobierno actual ha tenido tiempo, poder y recursos suficientes para enrumbar la evolución del país y buscar soluciones los problemas que nos aquejan.

Claro que los problemas no se pueden resolver en cuatro años y un día, pero, al menos, sí se puede poner las cosas en el camino hacia una solución. Pero eso no ha sucedido en varios temas, entre ellos en la delincuencia y la inseguridad.

Hay cinco razones que explican los altos niveles de delincuencia y el Gobierno ha tenido suficientes herramientas para atacarlas a todas. Y en cuatro años y un día lo ha hecho bastante mal. Las razones que explican la delincuencia son deficiencias en cinco áreas: leyes, policía, jueces, fiscales y rehabilitación.

La redacción de las leyes (incluida la Constitución) está en manos del Régimen. Si hay deficiencias en esa área (y si ya hay que corregir hasta la Constitución), el gobierno es el culpable. Si la Policía tiene deficiencias es porque se ha puesto en disponibilidad a tantos generales y porque se ha maltratado a la tropa. Recursos para armas y equipos han sobrado. Y la Corte Nacional de Justicia y el Consejo de la Judicatura que tenemos actualmente son el resultado de la Constitución de Alianza País. Cualquier deficiencia es atribuible a ese movimiento.

El actual fiscal fue nombrado por la misma Asamblea. Cualquier queja, por favor, a ellos. Y si las cárceles lo único que hacen es perfeccionar a los delincuentes, pues este Gobierno ha tenido más de cuatro años para arreglarlas. Plata no le ha faltado.

Ya no se puede echar la culpa a los anteriores gobiernos, es el momento de presentar resultados. Y por ahora, en inseguridad, están escasos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)