26 de July de 2010 00:00

Crisis: Banco Central

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Enrique Echeverría G.

Al cabo de 83 años de atender investigaciones económicas, al Banco Central del Ecuador lo privan de una de sus más reconocidas dependencias: la Dirección General de Estudios, que pasa al Ministerio de Coordinación de la Política Económica.

La Dirección de Estudios formula las políticas monetaria, crediticia, cambiaria y financiera, por mandato de la Constitución de la República.

El Directorio del Banco se queda sin la Dirección que realiza estos trabajos; y si bien no hay razón para dudar de que el Ministerio de Coordinación lo reemplazará bien, al convertirlo en pieza de un engranaje burocrático dependiente del Poder Ejecutivo, a lo mejor no lo hará con la misma independencia de la suprimida Dirección.

El decreto conque el Presidente de la República realiza esta supresión y paso de la Dirección a la burocracia estatal, puede comportar la privación de las dependencias que formulan estudios para ponerlos a consideración del Directorio, a través del Gerente General, respecto a la misión básica: política monetaria, financiera, crediticia y cambiaria de la institución, directrices que van a decisión del alto poder político, así como para la delicada misión de cooperar para la estabilidad económica del país.

Otras funciones de esta Dirección, por la limitación de espacio no se puede mencionar con cierto detalle, pero ' “con ello ya no tenemos independencia técnica y lo ponemos al servicio de la parte política”, a juicio de un experto como el Dr. Juan José Prado.

Puede quedar en añoranza la actividad independiente del Banco Central, ahora ya gobernado por funcionarios del sector público, y que fue creado el 12 de marzo de 1927 (inaugurado el 10 de agosto de ese año) por el presidente Dr. Isidro Ayora, encargándole la emisión y conversión de los billetes, la estabilización del cambio internacional; la regulación de los tipos de descuento y la de ayudar a los bancos (privados) en época de emergencia. (Historia Monetaria y Cambiaria del Ecuador, Sr. Luis Alberto Carbo).

Es novedoso saber que su primer Directorio tenía solo dos delegados del Ejecutivo, los señores Neptalí Bonifaz y Federico Malo; uno, de los agricultores; dos, de los bancos asociados de las series A y B; dos, de las cámaras de Comercio, Agricultura, Industrias de Quito y Guayaquil; y un representante de las clases trabajadoras, el señor Agustín Rendón.

El Central mantuvo independencia de los gobiernos y el ejemplo mayor fue su gerente general Sr. Guillermo Pérez Chiriboga, quien inclusive no dio paso a las intenciones del Jefe de Estado de entonces que se quejaba de que hay una moneda sana pero un pueblo enfermo.

El Central ya no emite moneda desde la dolarización. Sus facultades se reducen y, al parecer, está llegando la hora de su final. Que, recordando a los que lo crearon, no haya nadie que lo liquide.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)