Milton Luna

¡Copiones!

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
16 de November de 2013 00:01

Somos un país de copiones ha dicho la Senescyt. Una investigación de esta entidad "muestra fraude en una de cada dos tesis" (EL COMERCIO 14-11-13) de pregrado y posgrado de las universidades ecuatorianas.

Interesante y valiente que la Senescyt exponga a la luz el fraude de las tesis, más aún cuando este asunto golpea a cierto sector influyente del Gobierno. Sin embargo, más allá del coraje, por responsabilidad, debe informar sobre las múltiples causas que originan el fenómeno del plagio en miras de generar soluciones. Debe señalar también cuáles son las universidades problemáticas. De no hacerlo, tal generalización desprestigia a toda la Universidad ecuatoriana. Por lo mismo debe aclarar y felicitar a los establecimientos donde las tesis son bien hechas.

El fraude delatado, además de la severa ruina ética que entraña, revela otros inconvenientes estructurales del sistema educativo. ¿Por qué tantos estudiantes plagian sus deberes y tesis de grado? ¿Por qué hay muchos egresados y pocos graduados? Porque nadie les enseñó a investigar y sobre todo porque el sistema educativo desde sus orígenes y en todos sus niveles: escuela, colegio y universidad, (con sus excepciones) no incorporó en serio la práctica de la investigación.

No hay adecuadas y pertinentes condiciones, infraestructura, financiamiento, mecanismos de asesoramiento y seguimiento de investigación. Tampoco suficientes tutores capacitados.

El problema central es que todas las reformas educativas hasta la fecha en su discurso hablaron de promover la investigación, pero en la práctica, en la didáctica, en los currículos, en los textos escolares, en la cultura escolar reproduce el viejo modelo enciclopedista, memorista y esquemático que mata el ingenio y libertad de los niños. La vieja escuela no ha muerto. Vive saludable, tuneada y coqueta.

El fomento de la ciencia no está sólo en tener suficientes magísteres o PhD para que enseñen a investigar. Tampoco en exhibir una mítica ciudad de sabiondos, Yachay. Eso es reduccionismo. Lo sustantivo es cómo filtrar la investigación y su metodología a todo el sistema educativo. A las universidades, pero fundamentalmente a la educación inicial, básica y bachillerato.

Mayor énfasis en los primeros años, en la niñez, en la que hay que proteger y desarrollar su innata imaginación y creatividad. Disponer de docentes que faciliten y no maten el espíritu libre base de la investigación y del pensamiento crítico.

Solo hablar de la supresión de la tesis como requisito para graduarse, da un mensaje de facilismo. Más bien, el sistema debe demostrar que los estudiantes que salen de sus aulas, tienen capacidades para la investigación, creación e inventiva expuestas con rigor a través de cualquier instrumento (tesis, tesinas, proyectos, etc.). Para esto, evaluar y pulir las reformas.