Agencia IPS

El TPP es malo para su salud

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 1

EE.UU., Japón y 10 países más de la cuenca del Pacífico firmaron el 8 de este mes el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, en inglés), el mayor tratado de libre comercio en dos décadas, que abarca el 40% de la economía mundial.

Este pacto pone una enorme presión sobre la Unión Europea para que celebre su Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión con Estados Unidos. China también buscará acelerar el Partenariado Económico Comprehensivo Regional.
Ya que la Organización Mundial de Comercio no pudo concretar la Ronda de Doha, el Gobierno de la India considera que le conviene integrar al menos uno de estos megaacuerdos de libre comercio que reflejan la nueva arquitectura comercial internacional.

¿Qué obtendrá India si se incorpora al TPP? Según la teoría económica, la creación de comercio que generará el pacto impulsará las exportaciones indias. A su vez, las importaciones más baratas bajarán la inflación. También habrá una mayor participación de India en las cadenas de suministro de EE.UU. y Japón en la región indopacífica. La ampliación de los mercados de exportación llevará la economía de escala al sector industrial textil, entre otros.

Pero si India no se suma al TPP tendrá un impacto negativo en la demanda de sus productos. Vietnam se beneficiará a costa de India en las exportaciones de prendas de vestir, ya que goza de acceso libre de impuestos a Estados Unidos, mientras que los productos indios tienen tasas de 14 a 30%.

Pero el TPP tiene que ver menos con el comercio que con los derechos de propiedad intelectual, las normas laborales y ambientales y la solución de controversias entre los inversores y el Estado. Su régimen de derechos de propiedad intelectual lo impulsan las grandes empresas farmacéuticas, con disposiciones que perjudican la disponibilidad de medicamentos a bajo costo en el mundo en desarrollo.

De hecho, este aspecto del TPP sería desastroso para la salud pública en India. Su condición para otorgar patentes a los “nuevos usos de un producto conocido” está plagada de graves consecuencias, ya que puede conducir a la renovación infinita de las patentes.

Así, este pacto comercial traerá desventajas a la industria farmacéutica de India, que se basa mayormente en medicinas genéricas. Un ejemplo son las disposiciones que extienden la exclusividad de la información, referidas a los datos recabados con los ensayos de los productos biológicos - que se cultivan a partir de células vivas- de cinco a ocho años.

Estas constituyen una importante barrera para el ingreso al mercado de versiones genéricas más baratas, o biosimilares, sector en el que la India tiene una capacidad de clase mundial.
La India tiene un régimen jurídico firme con respecto a los derechos de propiedad intelectual. No en vano, el lobby farmacéutico extranjero está en pie de guerra contra la India.