Jorge León

Denuncia de posible corrupción

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 52
Triste 3
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 74

Una emisión especial en la TV canadiense fue sobre corrupción en Ecuador. La Société de conseil téchnologique (Québec) ltée (SCT), trabajaba en Ecuador, recibió más de un millón de dólares de EE.UU. y 7 millones canadienses, pero no pagaba impuestos en Canadá ni en Ecuador.

Era una empresa fantasma, sin un empleado, un contador puntual para cuentitas, una dirección ficticia, en Canadá que “tiene buena reputación”, según dice un abogado suizo que sin oficina, creó más de 300 empresas.

Según los Papeles de Panamá, MF Treasurer, entidad ligada a Mossak Fonseca, la SCT pagó a empresas en Ecuador por $244.920, como Tributum, ligada a M. Fonseca, por “comisión en refacturación” a la empresa china CWE (China International Water and Electric Corp.), la constructora de Toachi Pilaton. Pero Tributum o los otros consultores desconocían que se les pagaba con cheques de SCT.

La SCT recibía el dinero de la empresa española “De Calidad Hispania, L.T.” y ésta de la CWE por la compañía china YouSee en Suiza. La española y la canadiense tenían cuenta bancaria en Santa Lucia con firmas de Mossak Fonseca.

La prensa en Ecuador ya informó en abril, que según los Papeles de Panamá, la CWE sacó de Ecuador USD 32.8 millones, para pagar consultorías que debían ser hechas antes de la construcción. Mossak Fonseca era encargado de ello. YouSee hizo un escueto informe de ingeniería que retomaba lo ya hecho, preparado por Tributum. A sus cuentas habría llegado el 5% de ese dinero, el resto habría ido a paraísos fiscales.La empresa evadiría impuestos de salida u otros, escondería beneficios o habría depositado en cuentas de funcionarios o de terceras personas, ahora desconocidas. M. Rizqy, experta en fiscalidad internacional ve que con estas empresas se crea falsas facturas para falsos gastos, y así disminuir los impuestos. Este montaje serviría a “diluir el impuesto a pagar en Ecuador .. sacar beneficios libres de impuestos.. un fraude fiscal”.

La TV canadiense no encontró a CWE; dirección falsa, no respondía al teléfono. El ministerio de la electricidad no quiso informar, ni su ministro (EAlbornoz) o el de recursos estratégicos (R. Poveda) o el vicepresidente (Glas) aceptaron entrevistas.

El Fiscal no veía nada contra la CWE; consideró la revelación de los cheques algo a indagar. El resto era trabajo del SRI, pero para esté era de la Fiscalía. ¿Se protege a la empresa china? CWE debía traer dinero para Toachi Pilaton, pero lo hizo con un préstamo del BIESS. Este entramado nacional y mundial de empresas, falsas o no, obliga a indagaciones ágiles y perspicaces. La prensa presenta el inicio del ovillo. La Fiscalía debería indagarlos en el mundo, sin informes de gobiernos o de viajes costosos.