Jorge Ribadeneira

Se perfila la Consulta

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 88

Una interesante manera de celebrar en el ambiente político los 100 días de Lenín en Carondelet fue -sorpresivamente- mencionar cada vez con más insistencia la realización de una posible Consulta Popular.

No constaba en el programa pero lo hicieron varias agrupaciones y algunos partidarios, anunciando los posibles temas y abriéndose paso entre otras novedades de la época, como el caso Glas, los diálogos, la corrupción y varios más.

La primera mención presidencial fue el lunes 28, cuando el presidente Moreno dijo que acudiría a la voluntad del pueblo cuantas veces sea necesario. Días más tarde añadió “jamás hipotecaré este proyecto. Antes que retroceder preferiré acudir al pueblo para que con su fuerza dirima y señale los caminos”.

Por cierto, no solo se ha hablado de la perspectiva de una Consulta Popular. Surgieron también los partidarios de que se acuda a una nueva Asamblea Constituyente y uno de sus objetivos sea dar por terminada la reelección indefininida, vigente en el país desde la época correísta. No faltan los que mencionan esa posibilidad relacionándola con la Consulta. Varios aliancistas, entre ellos Ricardo Patiño y Ximena Peña, plantearon una respuesta desafiante: la “muerte cruzada” que consiste -según una versión periodística- en que el Presidente y la Asamblea sean cesados y se convoque a nuevas elecciones. Para ello se requiere el dictamen de la Corte Constitucional para que el gobernante disuelva a la Asamblea y el Legislativo necesita para lo suyo de 92 votos favorables de los 137 curules vigentes.

También se publicó en estos días que la Constitución faculta al Presidente para llamar a una Consulta “sobre cualquier asunto que considere conveniente”. Por otra parte se dio a conocer la lista de las agrupaciones que coincide, aunque con variantes, en la conveniencia de una reforma constitucional, entre ellos Creo, Social Cristiano, Suma, Izquierda Democrática, Pachakutik y varios más. Mientras tanto, los 74 legisladores de Alianza País son partidarios de llamar al presidente Lenín Moreno para que, respondiendo a sus preguntas, informe sobre los temas que se perfilan a estas alturas, especialmente la tan mentada Consulta Popular. En la Asamblea constan los políticos -y sobre todo las políticas- más destacados del correísmo. Ellos y ellas están disgustados por lo que sucede en el país desde el 24 de mayo. Los adversarios dicen que ellos que han sufrido algunas bajas pero no hay nada concreto sobre eso. Ya es de imaginarse que el ex presidente Correa tiene en este tema un motivo más para sumar a la indignación que le deparan las noticias de semejante matiz procedentes del Ecuador.

¿Cuándo se realizaría la Consulta Popular en caso de concretarse? Nos pareció interesante lo que planteó el periodista Lolo Echeverría en un programa radial: “tiene que realizarse pronto para que tenga el respaldo de la popularidad actual de Lenín Moreno. Yo creo que será en noviembre”.