Dan Restrepo

Ocasión histórica para todos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 6

Con los históricos cambios a la política estadounidense ante Cuba anunciados por Barack Obama, el presidente ha tomado su sitio en la historia interamericana.Ahora les corresponde a otros asumir sus puestos en la historia para que lo que ocurrió ayer sea un verdadero parte aguas en las Américas y en la defensa de valores comunes.

El presidente Obama restableció relaciones diplomáticas con Cuba y tomó pasos significativos para apoyar a la sociedad civil en Cuba y para extenderle aún más la mano al pueblo cubano para respaldar el deseo de determinar su propio destino.
Apostó por más contacto y más intercambio, en vez de seguir con más de lo mismo. Será más eficaz para contribuir a un futuro sostenible para los cubanos, donde haya respeto para sus derechos fundamentales.

Con estos pasos, el presidente Obama sacó del siglo pasado el último elemento de la política de EE.UU. ante las Américas. Ahora otros tienen la responsabilidad de también romper con el pasado. Empezando, por supuesto, por las autoridades de Cuba.
Aunque nunca ha sido una justificación legítima para su represión sistemática, después de más de 50 años de negarle al pueblo cubano sus derechos humanos, ya no hay ninguna excusa de que Cuba está amenazada por su vecino al norte.

Como todos los ciudadanos de las Américas y del mundo, los 11 millones de cubanos que viven en la isla tienen el derecho de la libertad de expresión, de la asamblea pacífica, de participar en elecciones verdaderamente democráticas y de tener acceso a la información. Hasta hoy las autoridades cubanas no respetan ni esos ni otros derechos básicos del pueblo. Eso tiene que cambiar.
Pero la responsabilidad para cambiar no termina con las autoridades cubanas. Los que creen en la democracia y los derechos humanos en todas las Américas tienen que levantar sus voces en solidaridad con el pueblo cubano.

Por demasiados años –en público y en privado– miembros de gobiernos de todas ideologías en la región han dicho a sus contrapartes estadounidenses que la política de Estados Unidos ante Cuba no era solamente contraproducente pero que les complicaba hasta el punto de hacer imposible la defensa de los derechos humanos en Cuba.

Aunque ese argumento siempre ha sido absurdo, hoy ya no existe. Con esta nueva realidad, la hora ha llegado para que los demás países levanten la voz y actúen para defender los más vulnerables a la represión oficial en Cuba y en toda la región.
En la región, hay un grupo en particular que tiene autoridad moral en este campo. Esos líderes superaron de primera mano la represión y el autoritarismo. En sus momentos más difíciles ante dictaduras, ellos querían el respaldo de la comunidad internacional, aunque esta tristemente no siempre lo hizo o tardó demasiado en hacerlo.

Dan Restrepo. Fue asesor principal para Latinoamérica del presidente Barack Obama por seis años y es Senior Fellow en el Center for American Progress.