León Roldós

Y podrían ser más

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 5
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 54

lroldos@elcomercio.org

El riesgo existe, que se produzca más mártires. La toma de nuevos rehenes es preocupante. Habrá que actuar con profesionalismo, inteligencia y habilidad para enfrentarlo.

No es cierto que en los ecuatorianos –y, entre éstos, en los medios de comunicación y en los periodistas- hubo indiferencia ante los primeros ataques terroristas, unos sin pérdidas de vida, otro contra compatriotas de la Fuerza Naval, produciendo muertos y heridos, y que el estremecimiento social y político sólo se dio ante la toma de rehenes, porque eran periodistas, y luego su muerte. Justamente, los compañeros de EL COMERCIO fueron a intentar investigar e informar sobre las acciones terroristas en el Norte de Esmeraldas.

Dos líneas de acción son esenciales, siempre teniendo como sustento la verdad.

La primera, una efectiva convocatoria desde el Gobierno a la unidad nacional, en las acciones contra el terrorismo, el crimen y el narcotráfico, no sólo invocándola, sino también para escuchar e introducir las rectificaciones que correspondan. En contrapartida, debe rechazarse, desde los sectores democráticos, toda forma de desestabilización, que en el caso del correato se evidencia.

La segunda, retomar el ejercicio de la soberanía en los espacios de los corredores del narcotráfico que se permitieron en la década del correato. Al efecto se requiere fortalecer la seguridad, reestructurando los servicios de inteligencia que desmanteló el correato - la Secretaria Nacional de Inteligencia, SENAIN, que crearon, se la orientó a espiar y perseguir a sus opositores - y el equipamiento de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional; e, inversión, para que haya calidad de vida en las poblaciones del Norte del país, que no deben depender de la circulación de recursos provenientes del narcotráfico.

La política de seguridad requiere coordinación efectiva con el gobierno colombiano y una revisión de la política exterior del Ecuador.

¿Va a haber escalada bélica? Es un grave riesgo, por eso se requiere profesionalismo, no sólo represión. Deberá procesarse a los terroristas y narcotraficantes, pero también a quienes desde espacios de poder hayan actuado –o lo hagan- a su servicio o facilitando su accionar. Las experiencias de otros países, México y Colombia, entre otros, hay que tenerlas presentes.

La posición del correato aparece en Telesur, en palabras de Orlando Pérez, del ex canciller Guillaume Long, y de otros colaboradores, reiterando las críticas a los medios de comunicación del Ecuador, “por desinformar”, y señalando que la actuación del Presidente Moreno es seguir lo que Estados Unidos quiere, activar una guerra de altos costos, con pérdida de soberanía. La patología política es impresionante.