Thalif Deen

2015 y el desarme nuclear

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 0

‘Una de las grandes paradojas de la ciencia moderna” es que los seres humanos buscan vida en otros planetas mientras que las potencias nucleares del mundo mantienen y modernizan sus armas para destruir la vida en la Tierra, sentenció el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

“Debemos luchar contra el militarismo que engendra la búsqueda de esas armas”, advirtió el 6 de agosto, en el aniversario del lanzamiento por parte de Estados Unidos de la primera bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945.A partir de abril, una serie de reuniones convertirán a 2015 en un año decisivo para el éxito o el fracaso del desarme nuclear.

Una de las más importantes será la conferencia quinquenal de examen del Tratado de No Proliferación sobre las Armas Nucleares (TNP), programada para abril y mayo.

Casi al mismo tiempo habrá una conferencia internacional de la sociedad civil sobre la paz, la justicia y el medioambiente, el 24 y 25 de abril, en Nueva York, una manifestación internacional y una marcha pacifista hacia la sede de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), el 26 de abril, junto con protestas no violentas en las capitales de todo el mundo.

En 2015 también se conmemora el 70 aniversario de los bombardeos atómicos de las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, por Estados Unidos.

Y también se cumplirán 45 años desde que las primeras cinco potencias nucleares, China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia (P-5), acordaron en el artículo VI del TNP emprender negociaciones de buena fe para la eliminación de sus arsenales nucleares. Además, es posible que la conferencia internacional sobre una zona libre de armas nucleares en Oriente Medio, acordada en la conferencia de examen de 2010, se lleve a cabo en 2015, luego de numerosas postergaciones.
El Grupo Internacional de Planificación para la Movilización de la Revisión 2015 del TNP, una red de organizaciones no gubernamentales internacionales que tendrá un papel preponderante en las reuniones venideras, presentará una petición, con millones de firmas, a favor de la abolición de las armas nucleares.

En caso de que la conferencia de examen de 2015 no decida el inicio de las negociaciones de abolición, “el tratado mismo podría fracasar, acelerar la proliferación de las armas nucleares y aumentar la probabilidad de una guerra nuclear catastrófica”, advierte la red.

“¿Qué se supone que debemos hacer? ¿Dejar que los realistas chiflados nos lleven al infierno? No lo creo”, afirmó Joseph Gerson, coordinador de la red internacional, al preguntarle si se lograría algún avance frente a la intransigencia de las potencias nucleares.

La perspectiva del examen del TNP no es optimista, advirtió Gerson. “Pero… tengo esperanza al saber que nuestros movimientos de la sociedad civil no están solos en la lucha por la abolición”, añadió.