Gonzalo Maldonado

Para leer a Cervantes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 8

Ha caído en mis manos un libro fascinante: ‘Para leer a Cervantes’, escrito por Martín de Riquer. Es una compilación de varios ensayos que este académico, experto en la vida y la obra del autor de ‘El Quijote’, escribió desde finales de los años 80 hasta poco antes de su muerte, en 2013.

El libro hace un escrutinio no solo literario sino también filosófico sobre los orígenes de la obra de Cervantes –la literatura de caballerías y la zaga de personajes como Amadís de Gaula y Esplandián– así como de las influencias, beneficiosas y perversas, que otros autores, como Lope de Vega, tuvieron sobre Miguel de Cervantes.

El autor de ‘Novelas ejemplares’ y ‘La Galatea’ tuvo, como la mayoría de sus contemporáneos, una vida azarosa. Después de pelear valientemente en Lepanto, donde su mano izquierda quedó permanentemente lisiada de un arcabuzazo, Cervantes cayó en manos de los turcos que lo vendieron como esclavo en Argel.

Cuatro veces intentó escapar de su cautiverio y en todas ellas fue aprehendido. Los intentos de fuga eran castigados con la muerte, pero Cervantes sobrevivió porque siempre hubo personas cercanas al Sultán –el “dueño” de Cervantes– que intercedieron por su vida. Al parecer, el futuro autor de ‘El Quijote’ se había granjeado el respeto y el aprecio no solo de sus compañeros de celda sino también de sus captores, gracias a su comportamiento caballeroso.

Su familia envió un rescate pero, a criterio de su captores, este solo alcanzaba para liberar a una persona. Cervantes prefirió que su hermano menor, Rodrigo, fuera liberado en vez de él. Una decisión valiente y generosa que, sin embargo, le trajo muchas más penurias porque la ausencia de su hermano supuso un mayor aislamiento para él.

Años después, su familia pudo enviar una nueva suma que tampoco fue considerada suficiente por los carceleros. Estaba a punto de ser embarcado para Constantinopla, donde es seguro que nunca sería encontrado, cuando un cura llegó con el dinero completo que había tenido que mendigar en las calles de Argel.
Esta experiencia marcaría para siempre el carácter y la literatura de Miguel de Cervantes. ‘El Quijote’, la obra más universal de la literatura española, fue transgresora en muchos sentidos. Tanto, que ningún escritor, ni siquiera de mediana estatura, quiso escribir versos laudatorios que, por aquella época se estilaba publicar al inicio de cada obra.

La historia de un hidalgo que se había vuelto loco de tanto leer novelas de caballerías y que había malgastado su poca fortuna en comprar todos esos libros, les pareció a muchos una ofensa.
Aún así, la novela se publicó y triunfó inmediatamente en Europa y, más tarde, en el mundo entero. Nada mal para un exsoldado que fue esclavo y que, además, pudo haber sido tartamudo, como cuenta Martín de Riquer.

@GFMABest