Enrique Echeverría

Indulto de un tonto útil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 18
Triste 7
Indiferente 0
Sorprendido 6
Contento 27

Considerando que el autor de un hecho punible ha expresado que está profundamente arrepentido de lo que hizo y de la apreciación de que solo ha sido un tonto útil, USD 400 mil de la Corporación Financiera Nacional se pierden. Otra cantidad igual ha sido devuelta por el beneficiario directo del delito, un argentino llamado Gastón Duzac, a quien le prestaron nada menos que USD 800 mil.

Para concederle el indulto, se ha utilizado el Código Orgánico Integral Penal que, en el capítulo “Extinción de la Pena”, Art. 72, prevé que la pena se extingue, entre otros casos, por indulto. En el Art.74 habla del indulto presidencial que se puede conceder a la persona sentenciada privada de la libertad … “y que observe buena conducta posterior al delito” El Código no prevé como motivo el profundo arrepentimiento. El indulto es una figura común que utilizan los Presidentes. Estamos viendo cómo el Presidente Obama, al terminar su mandato, indultó –entre otros- al soldado Charles Manning, condenado por revelar información secreta.

Si miramos el trato de este problema 9 años atrás -julio de 2008- recordaremos que la Asamblea de Montecristi, que aprobó la Constitución actual, resolvió un indulto masivo en beneficio de condenados por tráfico de drogas en cantidades menores.

Ordenó: “Indúltese a toda persona que estuviere sentenciada a pena privativa de libertad por los delitos de tráfico ilícito, transporte, tenencia y posesión ilícita de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, de acuerdo con los siguientes requisitos”. Uno de ellos, la cantidad. Dice la Resolución: “El peso neto de la substancia estupefaciente y psicotrópica por la que fue sentenciado, debió ser equivalente o menor a 2 kg, de acuerdo con la pericia que consta en el proceso correspondiente”

Si no recordamos mal, un kilogramo contiene mil gramos y una libra contiene 460gr. Es decir, se perdonó a quien había tenido un poco más de dos libras de estupefaciente.

Otra condición fue: “La persona solicitante deberá haber cumplido el 10% de la sentencia impuesta con un mínimo de un año”…etc.
En aquel entonces se dijo que era una medida imprudente, pues los indultados saldrían a continuar ejerciendo el comercio de la droga.

Hoy –año 2017- el país se halla ante el flagelo del microtráfico, que invade escuelas, colegios y acaba con la gente joven. Un evidente campeón de la lucha contra este flagelo es el Ministro del Interior Sr. José Serrano, hoy Presidente de la Asamblea Nacional, quien inclusive con riesgo personal de su vida y de la vida de los policías ejecutores de sus órdenes, ha cumplido una misión trascendental en la lucha contra el tráfico grande y pequeño.

El lunes anterior expresó: …“requerimos hacer una gran normativa en la lucha contra el microtráfico” ¡Ojala le vaya muy bien en este loable propósito!