Jorge Ribadeneira

Sobre el Código y el Metro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 9
Sorprendido 2
Contento 0
20 de julio de 2014 00:05

Son los dos temas de la semana. Sobre el Código Financiero les contaremos algo interesante. El lunes último, el jefe Rafael -en víspera de su viaje al Brasil y a sus merecidas vacaciones- concedió una entrevista difundida en los medios oficiales y los dos ágiles entrevistadores tocaron, por supuesto, el tema relacionado con el Código Financiero y Monetario que hizo roncha desde que fue remitido por el Ejecutivo a la Asamblea, el 25 de junio.

Lamentablemente, con la calidad de urgente, para ser aprobado en un mes, con sus 561 artículos, algunos de ellos tan interesantes que merecían un debate amplio y aleccionador.Pues bien. Durante la entrevista, los periodistas preguntaron al presidente Correa si había tenido, a propósito del famoso Código, algún contacto con el sector privado. La respuesta presidencial fue que no, que no le habían solicitado audiencia al respecto. Pero -atención- que si le piden, pues la aceptaría.

Sería plausible, desde varios puntos de vista, que esa audiencia se realice y que, luego de sus vacaciones, fresquito y renovado, Correa reciba en Carondelet a un grupo representativo del sector bancario para tratar algo tan importante como el Código Financiero. Sería una oportunidad grata y plausible de que el Jefe, con todos los poderes que sabemos, y el sector privado -con todas las inquietudes que conocemos- traten sobre ese complejo tema, tomándose el tiempo que sea necesario con un texto como base: el Código ya aprobado por la Asamblea y, por lo tanto, listo para que el señor Presidente lo vete parcialmente en los puntos que sean convenientes, luego de ese y otros análisis de alto nivel.

El tema bancario es el punto más importante, según lo anotó el ministro Patricio Rivera, dando duros coscachos a los bancos. Realmente, sabemos que han sido feos y perversos, como los que provocaron la crisis del 99. Pero los que sobrevivieron han dado pasos interesantes y han subido puntos en la confianza pública. Hay que reconocerlo. El oficialismo sostiene que el Código es para que no se repita el amargo episodio del feriado. Los bancos creen -muy preocupados- que el Código tocaría la liquidez bancaria, con todas sus consecuencias, algo que no conviene ni a los clientes ni a los bancos ni al gobierno. Con la seguridad bancaria no se puede jugar. Ojo.

Hablando de reuniones, fue bien apreciada por el público la que mantuvieron el presidente Rafael Correa y el alcalde Mauricio Rodas para tratar otro tema importante e inquietante: Quito y el Metro. Realmente, Quito ha crecido tanto después de 1972 -año del brote petrolero- y especialmente en los últimos años que el transporte urbano es un problema que cada vez crece más y se complica por el incremento del parque automotor y por la topografía de la ciudad. El Metro es una respuesta provocadora -sobre todo en una etapa electoral- pero se complicó a la hora de abrir las propuestas finales. ¿Qué hacer hoy? Esperar el informe de la Comisión Técnica, pero recordándole al jefe Rafael que los diálogos son convenientes para enfrentar los problemas de laciudad y del país.