Rodrigo Borja

Cibernética

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
23 de March de 2014 00:01

La palabra fue escogida por el matemático norteamericano Nobert Wiener en 1947, en su libro "Cybernetics", para denominar no a una ciencia existente sino a un proyecto de ciencia futura que se encargaría de estudiar el manejo y operación de los sofisticados sistemas electrónicos que vendrían de la segunda revolución industrial -la revolución electrónica- y su fascinante mundo de la informática, los ordenadores, los microprocesadores y los robots.

Se atribuye al matemático norteamericano Howard Aiken la invención del ordenador cuando en 1943 construyó la primera máquina pensante: un gigantesco aparato de 15 metros de largo por 2,50 de altura, que era un verdadero dinosaurio electrónico formado por 750.000 piezas conectadas por 300 kilómetros de cables y controladas por 3.300 interruptores electromecánicos, para realizar en varios segundos las cuatro operaciones fundamentales: sumar, restar, multiplicar y dividir.

A partir de allí se dio un sorprendente proceso de miniaturización de la tecnología electrónica.

Se distinguen dos elementos en la cibernética: el "hardware", que es la parte física de los sistemas, vale decir: el "conjunto de fierros" que lo componen; y el "software", que establece las vinculaciones lógicas e intangibles entre los diversos elementos del ordenador.

La cibernética se propone sustituir el esfuerzo intelectual del hombre por sofisticados aparatos que "piensan" por él, del mismo modo que la primera revolución industrial del siglo XIX reemplazó su esfuerzo muscular y físico con las grandes máquinas: la locomotora a vapor, los barcos, los motores industriales y otros artefactos mecánicos.

E l desarrollo de los ordenadores -de la primera a la quinta generación- ha revolucionado los sistemas productivos. Esa revolución se aceleró con la invención del transistor. Los software de la quinta generación -capaces de tomar decisiones, razonar, aprender de sus propias experiencias, manejar el lenguaje natural, entender las palabras escritas y habladas, traducir lenguas, utilizar la inteligencia artificial- están llamados a cambiar el mundo.

El extraordinario esfuerzo hecho por los Estados Unidos y el Japón -en el marco de la dura competencia trabada entre las dos grandes potencias de la cibernética- ha creado los ordenadores de la quinta generación encaminados a lograr que en el menor tamaño posible pueda almacenarse el mayor volumen de información para ser procesada en la más alta velocidad.

La informática ha creado en el mundo de las comunicaciones una gigantesca "telaraña electrónica" de computadoras enlazadas alrededor del planeta con fines de información: es internet, que se ha convertido en la más grande enciclopedia de todos los tiempos, con más de ochocientos millones de páginas que esperan que alguien las abra.