17 de junio de 2014 20:32

Virtud de vivir la realidad

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 0
Carlos Efraín Montúfar

El subcomandante Marcos dejó de existir como portavoz del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Aquel encapuchado, percibido como líder e ícono del cambio social y la ubicuidad mediática, se desvanece por decisión colectiva de las comunidades zapatistas.

Marcos proclamaba que era gay en San Francisco, negro en Sudáfrica, asiático en Europa, chicano en San Ysidro, anarquista en España, palestino en Israel, indígena en las calles de San Cristóbal, judío en Alemania nazi. Era todos y nadie, innominados por ser multitud. El comunicado expresa la convicción y la práctica que para rebelarse y luchar no son necesarios ni líderes ni caudillos ni mesías ni salvadores. Para luchar solo se necesita un poco de vergüenza, un tanto de dignidad y mucha organización. Quedan los letreros de madera donde se sostenía que en ese territorio manda el pueblo y el Gobierno obedece.Queda la duda si lo que percibimos como realidad no es más que hologramas, incluidos el poder, la fama, la fortuna, el subcomandante Marcos, la democracia de leyes reciclables y los Prometeos desencadenados.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)