Vicente Albornoz Guarderas

Los candidatos y usted

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
18 de November de 2012 00:03

Hay una grave falacia en la cantaleta de que "los políticos" son los culpables de que en las próximas elecciones tengamos unos candidatos deplorables, porque los verdaderos culpables son el gobierno y los votantes. El gobierno por haber promovido reformas que limitan la capacidad de los partidos existir y de hacer campaña y los votantes por su fascinación por la "gente nueva".

Los políticos que promueven a los futbolistas y a las bailarinas están respondiendo al marco regulatorio y a los deseos de los electores.

El gobierno ha promovido varias reformas cuyo resultado ha sido que los partidos políticos enfrenten serias limitaciones al hacer campañas. Se ha puesto múltiples trabas a la presencia de los candidatos en los medios de comunicación y, por lo tanto, la única opción que tienen los partidos es buscar candidatos que ya sean conocidos desde antes de las campañas.

Bajo esas limitaciones, lo lógico sería buscar a personas que ya han participado en política y que son conocidos como ex-consejales, ex-alcaldes, ex-diputados, etc. O simplemente que son conocidos como ex-candidatos.

Pero los votantes ecuatorianos andan, desde hace varios años, convencidos que "necesitamos gente nueva" y bajo ese mando, han rechazado a cualquiera que ya esté "manchado" por haber participado en política en el pasado. Para ganar elecciones, se necesita gente nueva que no haya sido política en el pasado.

Pero hay un agravante adicional y es que normalmente los partidos políticos son las estructuras en las que los políticos se encuentran con más políticos. Ahí se conocen y pueden establecer las similitudes y diferencias tanto ideológicas como personales. Los partidos no sólo son instituciones dedicadas a ganar elecciones, sino también el lugar de encuentro de los actuales, futuros y antiguos políticos.

Pero los ecuatorianos, azusados por el gobierno, están convencidos que los partidos son entes perversos y malvados dedicados a destruir el país (cuando la realidad es que la falta de partidos es la que está destruyendo al Ecuador).

¿Qué podemos esperar en esa situación, cuando no hay lugares para que los políticos se encuentren con más políticos, cuando los votantes exigen "gente nueva" y cuando las restricciones a la publicidad hacer casi imposible que esa gente nueva se dé a conocer? Muy sencillo: los partidos (muchos nuevecitos) buscarán a figuras de la farándula o de los deportes para llenar sus candidaturas. Pero eso no lo hacer por malos, sino porque las circunstancias les obligan.

La presencia de reinas de belleza, futbolistas y periodistas en las candidaturas es simplemente la reacción a las restricciones que los ecuatorianos (con su gobierno a la cabeza) hemos puesto a los partidos.