Jorge Ribadeneira

Las bolivarianas del 51

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
11 de August de 2013 00:01

Esta es una grata, triste y pequeña historia humana. Ayer, a las 11:30, en la iglesia de Fátima, de Quito, se reunieron varias de las basquetbolistas ecuatorianas que conquistaron -en Caracas- el título de campeonas bolivarianas hace 62 años. Sí, allá en el lejano 1951. Fue un 6 de diciembre y algo importante para esa época: lograron el primer puesto derrotando a Perú por 30-27. Un triunfo celebrado en Ecuador. El encuentro fue emocionante y reñido, tanto que las basquetbolistas casi se fueron a los golpes.

Las susodichas campeonas ingresaron en la galería del deporte. Allí constan sus nombres. Odila y Rosa Olimpia Sosa, Alba Tamayo, Ligia Navarro, Mariana Cadena, María Félix, Minnia Moreno, Ana María Quiñónez, Elsa Albuja, todas ellas integrantes de equipos quiteños. Además, tres de equipos guayaquileños: Isabel León, María del Río y Carmen Matos. La dama acompañante fue Carola Castro. El entrenador, Jaime Salvador.
 
Algo interesante. Hasta la semana anterior, solo había fallecido una de las integrantes de las campeonas del 1951. Ella era Ligia Navarro, quien murió en 1976. Todas las demás seguían felizmente con vida y a veces se reunían y rememoraban sus jornadas de antaño. “Planeamos reunirnos con los basquetbolistas de LDU de Quito de 1952, que también viven todavía, pero siempre se postergó la cita”, contó Odila Sosa, la capitana del equipo de 1951, quien mencionó a Marcelo Holguín, Raúl Vaca, Santiago Oleas, Rodolfo Arroyo, Gonzalo ‘Patallucha’ Cevallos, Jorge Ribadeneira, Carlos Cadena, Fausto Morales, Eddie Prado, Nicanor Fabara. Además, Odila nos dio una mala noticia, que es el origen de esta nota.
 
La semana pasada falleció otra (la segunda en 62 años) de las campeonas. Murió Rosa Olimpia Sosa, la hermana mayor. Ella vivió desde hace largos años en Washington, EE.UU., pero visitaba con frecuencia a Quito y se encontraba con sus compañeras, con quienes compartía sus recuerdos. Sobre todo ese  triunfo sobre Perú, cuando el equipo sureño era el favorito y los dos países mantenían un ambiente de lamentable enemistad.
 
Otra nota humana interesante. Felizmente vive todavía la dama acompañante del equipo campeón bolivariano. Ella es Carola Castro Jijón. Fue una deportista famosa en el Ecuador de antier. Carola, esmeraldeña radicada en Quito, fue campeona suda­mericana de los 100 metros en Lima, 1939, derrotando a las peruanas, argentinas y el resto y ganando el primer título de esa dimensión para nuestro país. La ‘Flechita de Oro’ fue recibida con gran fiesta, con desfiles, himnos y homenajes.
 
El que ya no cuenta en este pícaro mundo es Jaime Salvador Borja, el entrenador del campeón femenino bolivariano que hoy recordamos. Jaime fue integrante del equipo Mercantil, campeón de Quito durante 8 años (1944-1951), junto a Alberto Estrella y otros ‘cracks’. Fin de los recuerdos de hoy