Thalif Deen

La balcanización del mundo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 0

La renovada sala de la Asamblea General de la ONU tendrá espacio para 204 Estados miembros, 11 más que los actuales 193, cuando los líderes políticos del mundo pronuncien sus discursos frente a las delegaciones oficiales presentes, en el ritual anual de la organización internacional.

En los próximos 10 años, la ONU (Organización de las Naciones Unidas) podría alojar a varios Estados nuevos, producto de los movimientos separatistas en sus países originales, que buscarán unirse al foro mundial.

Si las fantasías políticas se convierten en realidades esa lista podría incluir a Abjasia, Cataluña, Cachemira, Chechenia, Kosovo, Kurdistán, Palestina, Québec y hasta a un Iraq sunita y otro chiita.

Un diplomático de Medio Oriente señaló con sarcasmo, “me pregunto si uno de esos asientos nuevos es para el Estado Islámico”, el movimiento extremista, antes conocido como ISIS y al que Estados Unidos, entre otros países, considera un grupo terrorista.

Como en años anteriores, la rutina en la Asamblea General número 69 será la misma: largos discursos, cientos de reuniones bilaterales entre los gobernantes y una seguridad extrema en todo el perímetro de la sede neoyorquina de la ONU del martes 23 al viernes 26 de este mes.

Este año, los más de 150 jefes de Estado y de Gobierno que confirmaron su visita harán uso de la palabra en un contexto mundial de crisis políticas y militares que incluye a Afganistán, Iraq, Libia, Palestina, Siria, Somalia, Ucrania y Yemen.

Ian Williams, corresponsal de la ONU y profesor en la universidad estadounidense Bard, dijo a IPS que la renovación de la sala de la Asamblea General, tras siete años y un costo de 2 100 millones de dólares, muestra cierto grado de previsión, con una docena de lugares libres para las delegaciones nuevas.“Sin embargo, al ritmo que va la balcanización en todo el mundo, quizás no alcancen”, comentó con ironía.

Kosovo y Kurdistán, además de los diferentes “Putinistán” que están brotando en la periferia rusa, podrían ocupar esos asientos en breve, según Williams. La balcanización política también se extiende a los bloques de países dentro de la ONU, aseguró. “En los días de la vieja Guerra Fría había cierta disciplina. Todos los discursos del bloque oriental eran deprimentemente similares. Ahora, los países prestan poca atención a las instrucciones de las autodesignadas superpotencias y son más entusiastas”, comentó Williams.

En conferencia de prensa el martes 16, el secretario general Ban Ki-moon dijo que “en esta época de turbulencia, las próximas dos semanas resaltarán el papel indispensable de la ONU en la lucha contra las amenazas mundiales y en las oportunidades para el progreso en común”.

El nuevo período de sesiones de la Asamblea General será “crucial para nuestros esfuerzos para derrotar la pobreza y adoptar una nueva generación de objetivos de desarrollo sostenible”, añadió Ban.

IPS