Milton Luna

Autonomía y dignidad de la UASB

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 63

El 6 de enero del 2016, la Universidad Andina Simón Bolívar (UASB), presentó una demanda al Tribunal Andino de Justicia (TAJ), contra el Parlamento Andino (PA), por su decisión de declarar nula la designación del Dr. César Montaño Galarza, como nuevo rector de la sede Quito de la UASB.

La UASB pone en evidencia que el Parlamento Andino (PA) no tiene competencias legales, para intervenir en otros órganos del Sistema Andino de Integración (SAI). El Reglamento General del PA, le faculta para “opinar”, “sugerir” o “formular recomendaciones” a los mencionados órganos, que además son autónomos. Por tanto, la Universidad argumenta que el PA “no tiene atribuciones para desconocer ni declarar nulo un acto legítimo llevado adelante en forma legal y democrática por su Consejo Superior y la Comunidad Universitaria”.

Entonces, no sería legal la intervención del PA, menos aún legítima. Según el Dr. Fernando Balseca, representante de los docentes de la UASB-E, el Parlamento Andino “… es un organismo en proceso de extinción (decidido por los presidentes andinos) y de jerarquía menguante comparada con la prestancia de la UASB”. De esta manera, y en reconocimiento del carácter de la UASB de organismo integracionista de derecho público internacional, sería el Tribunal Andino de Justicia, la instancia respectiva para intervenir en el problema.

La demanda de las autoridades de la UASB, es respaldada unánimemente por las asociaciones de profesores, empleados, trabajadores, estudiantes y exalumnos de la Universidad. Se han declarado en sesión permanente y han emitido un manifiesto público en el que recuerdan que, de manera abrumadora, todas las instancias de la Universidad, en la consulta, votaron a favor del doctor César Montaño, “obtuvo 1 218 votos, contra 176 del candidato Dr. Raúl Vallejo”, en tal sentido, “Exigimos que se respeten los procesos legales y transparentes que condujeron a la designación del nuevo rector, y anunciamos que resistiremos cualquier intento del poder público de intervenir o allanar la Universidad, cuyos recintos son inviolables…nuestra misión es defender un modelo universitario de excelencia, pensamiento libre y compromiso social…” (estaremos) “…vigilantes de las acciones que desde el poder atenten contra la autonomía, la libertad de cátedra y la democracia interna de nuestra casa de estudios”. A las voces de la UASB, se han unido las de cientos de profesores e investigadores del todo el sistema educativo universitario ecuatoriano.

El problema de la UASB no es legal, es político: ¿Un nuevo intento de control y sumisión de espacios del pensamiento crítico? La posesión, del rector del Dr. César Montaño este viernes 15 de enero, sería no solo un acto legal, de dignidad y autonomía de la UASB, sino de la universidad ecuatoriana. Necesario y urgente.