8 de March de 2010 00:00

Arias en Cancún

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Benjamín Rosales Valenzuela

El cruce verbal entre Uribe y Chávez, presidentes de Colombia y Venezuela, fue el suceso más notorio del encuentro de mandatarios de Latinoamérica y el Caribe, realizado en Yucatán hace pocos días. El presidente Lula de Brasil calificó como histórico el propósito de conformar una nueva instancia aglutinadora de los países americanos que excluye a Estados Unidos y Canadá, a pesar que esta pretendida “unión” es otra más que se agrega a la OEA, Unasur, Mercosur, CAN, etc., mientras algunos países están en carrera armamentista y sus ‘líderes’ insultan escandalosamente a mandatarios de naciones ‘amigas’.

De lo dicho en Cancún, el mensaje de Óscar Arias, presidente saliente de Costa Rica, y Premio Nobel de la Paz resalta como faro filosofal de democracia, desarrollo y paz para la región.

Dijo Arias: “Honrar la deuda con la democracia quiere decir mucho más que promulgar constituciones políticas, firmar cartas democráticas o celebrar elecciones periódicas”. Explicó que hay que construir institucionalidad confiable, fortalecer el sistema de pesos y contrapesos, garantizar la supremacía de la ley y el disfrute de derechos fundamentales. Resaltó: “No se debe confundir el origen democrático de un régimen con el funcionamiento democrático del Estado. Hay en nuestra región gobiernos que se valen de los resultados electorales para justificar su deseo de restringir libertades individuales y perseguir a sus adversarios' Un verdadero demócrata, si no tiene oposición, debe crearla'

Esta región, cansada de promesas huecas y palabras, necesita una legión de estadistas cada vez más tolerantes, y no gobernantes cada vez más autoritarios”.

Reflexionó Arias que la deuda con el desarrollo no se soluciona con teorías de victimización de América Latina, sino con inversión en innovación, educación e infraestructura, promoviendo la competencia y brindando seguridad jurídica a las empresas.

Destacó la necesidad de aumentar la transparencia y mejorar la efectividad de la burocracia y del cobro de tributos.

Preguntó Arias: “¿con qué derecho se queja América Latina de su pobreza si gasta, al año, casi USD 60 000 millones en armas y soldados?”, al referirse al pago de la deuda con la paz, ya que los verdaderos enemigos de los pueblos son el hambre, la enfermedad, el analfabetismo, la desigualdad, la criminalidad y la degradación del medioambiente.

Ojalá que algunos mandatarios escuchen la voz sensata de un estadista como ex Premio Nobel de la Paz, y ex presidente de Costa Rica, Óscar Arias, yo comparto la esperanza de “un futuro de grandeza para nuestros pueblos” con el que cerró su atinado mensaje.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)