Oswaldo Jarrín R.

Antivalores revolucionarios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 43

Ecuador y particularmente Quito, donde se unen los dos hemisferios, geográficamente aportan a la simbología de unidad e integración sudamericana, para que la sede de Unasur, esboce su horizonte de inspiración en el ejemplar legado histórico de los libertadores Simón Bolívar y San Martín, luego de haber logrado conquistar la independencia de nuestros países.

La visión geopolítica de Bolívar, se concreta en el Congreso Anfictiónico en Panamá de 1826, con lo cual se intento la unidad continental de los Estados de América, no obstante encontrarse en vigencia la Doctrina Monroe.

Sin embargo, este gran avance en política regional solamente podía haberse logrado con el inmenso aporte de la expedición libertadora del Plan Continental para la independencia de los países americanos llevado a efecto por el Ejército de los Andes, formado y comandado por el general San Martín en Argentina en 1814. Quien luego de lograr la independencia de Argentina, planeó seguir por el eje occidental cruzando la cordillera de los Andes con cerca de 5 000 efectivos y liberar a Chile en operaciones coordinadas con el general O’Higgins. Una vez alcanzada la independencia del teatro occidental, se diseña ,con el aporte económico y militar de Argentina y Chile, una estrategia de líneas exteriores con un eje terrestre y uno naval para alcanzar Lima, el más fuerte bastión del Virreinato del Perú, lograr su independencia, y nombrar a San Martín Protector del Perú.
El impulso de la campaña de liberación debía seguir hacia el norte, para apoyar a las tropas patriotas del General Simón Bolívar, de la División protectora de Quito organizada en Guayaquil con León de Febres Cordero.

Mientras se realizaba la convergencia con el Ejército enviado desde el Perú al mando del general Santa Cruz, los granaderos a caballo al mando del general Lavalle dan feroz combate en Riobamba a las tropas realistas y abren el camino a la batalla del Pichincha, lográndose la libertad con el primer ejercito sudamericano de argentinos, chilenos, peruanos bajo la espada del insigne general Antonio José de Sucre, con la que se alcanza la integración militar y política verdadero puntal de la geopolítica sudamericana.

Junto a nuestra geografía, episodios históricos y visión geopolítica, que se fundamenta en la unidad y en la búsqueda de identidad e integración del espacio sudamericano, como se propone la Unasur, hay necesidad según Durkeim, de utilizar símbolos de inspiración a la proyección social, estatal y regional creando un imaginario que sea inalcanzable para un individuo común, por tanto digno de imitarse, por su lealtad, desprendimiento, heroicidad y honestidad. Solo una amistad maniquea puede marginar al general San Martín, y conformar con Néstor Kirchner un símbolo de significación negativa en el inconsciente social.